Yamaha MOTIV

Yamaha MOTIV - 1

Yamaha vuelve a sorprender y… a lo grande, a pesar de haber presentado a su primer pequeño modelo urbano. Ya ven, no se trata de una cuestión de tamaño. Aquí está el Yamaha MOTIV, el modelo con el que la casa japonesa está revolucionando las cosas, y todo apoyado el el fuerte sustento e impulso que le da el nombre de su diseñador: el legendario sudafricano Gordon Murray, otrora diseñador de grandes autos de Fórmula 1 y exMcLaren Cars. Lo de Murray, ya se sabe, siempre ha sido algo excepcional y en este caso no ha habido excepción.
Murray no se anduvo (justamente) con “chiquitas” y así las cosas se destapó con un modelo de una estética realmente muy buena (aunque indefectiblemente nos haga recordar a otros similares ya existentes en el mercado, el Smart sin ir más lejos…). La idea inicial a la hora de concebir a este auto de tamaño sumamente compacto, era la de transferir de alguna manera toda la experiencia de la marca Yamaha en lo que a motocicletas se refiere, al mundo de los autos. ¿Estamos ante un scooter de cuatro ruedas? ¿por qué no?

Yamaha MOTIV - 2

El Yamaha MOTIV, esta creación del genial Murray, es 1 milímetro más corto que su gran competidor, el Smart ForTwo. Si es que esa mínima diferencia se llega a notar y si es que podemos identificarla o destacarla, diremos que el MOTIV mide apenas 2,69 metros de largo; 1,47 metros de ancho y 1,48 metros de altura (siendo también en estos dos casos m{as compacto, apenas 9 mm., que el anteriormente mencionado Smart).
Su peso total también le da cierta ventaja, si se quiere, respecto del Smart (imposible no llegar a compararlos directamente). El Yamaha MOTIV pesa apenas 730 kilogramos, 100 kilos menos que su directo competidor. Ésto y la construcción en base a materiales resistentes pero muy livianos, logra que el modelo sea también emblema indiscutido del buen rendimiento a bajo consumo.

Respecto de su motorización no tenemos muchos datos, tan sólo que el sistema de propulsión lleva toda la motricidad a las ruedas traseras. Por el momento es un muy concreto proyecto de Yamaha y los planes son los de colocarlo en las concesionarias y las calles recién para cuando llegue el año 2016. Falta mucho para eso todavía, es cierto, pero el proyecto ya está lanzado y en marcha y felizmente llegará a hacerse realidad. Sólo habrá que tener paciencia.