KTM X-Bow RACE: a correr mi amor…

ktm-xbow-race-01.jpg

¿Y ésto con qué se come? O mejor dicho… ¿de qué se trata?
KTM es una firma española que está presentando (tal como otros preparadores ibéricos también se han animado) la nueva versión de sus extrañísimo KTM X-Bow, llamado en este caso KTM X-Bow RACE, a secas.

Se trata de un aparato cruza entre un moderno Batimóvil, un karting de combate y un hipotético y futuro Fórmula 1 del Siglo XXII. Es de lo más extraño y es un auto que está homologado para correr por las rutas abiertas (el modelo inicial) al que ahora se le agrega la versión de carreras que les estamos presentando.

ktm-xbow-race-02.jpg

Las modificaciones que han llevado a KTM a transformar a su coche en una bestia deportiva de carreras ha elevado el precio de 58.817 euros a unos 82.900 de la misma moneda y entonces al auto está para mirarlo con otros ojos, definitivamente.
Las diferencias fundamentales entre el KTM X-Bow y el KTM X-Bow RACE están dadas principalmente a lo largo y a lo ancho de su carrocería que ha sido modificada respecto de la versión original en 30 lugares distintos.
Aditamentos aerodinámicos acordes a las necesidades, spoiler que crecen por todos lados como yuyos son lo que dan forma a la fisonomía de este super deportivo español. Lo que no se ha tocado en lo más mínimo es el motor que sigue siendo (como en la versión inicial) un 2.0 TFSI VAG que es el principal causante de su impresionante aceleración que lo lleva de 0 a 100 Km/h. en apenas 3,9 segundos.

ktm-xbow-race-03.jpgktm-xbow-race-04.jpg

Otras de las novedades son las diferentes incrustaciones en kevlar y fundamentalmente grandes extensiones de la carrocería con fibra de carbono. Además los típicos items deportivos como suspensiones adecuadas, boca del tanque de nafta bien al estilo Fórmula 1 y un muy interesante spoiler trasero que minimiza el efecto del spray hacia atrás en caso de lluvias, completan adecuadamente el conjunto del auto.

Ahí está, para quien quiera (o mejor dicho, pueda…) disfrutarlo.
A no olvidar que este bicho ha nacido únicamente para correr…