Williams expulsado de la FOTA

frank-williams

La cosa se está poniendo bien fea en el mundillo de la Fórmula 1 y encima ya está oliendo a podrido desde adentro. La guerra entre la FIA y la FOTA (que agrupa a todos los equipos del mundial) es clara y evidente y desde los dos lados quieren dominar al otro y, de paso, manejar de primera mano todo lo que pasa internamente en el Gran Circo.

La FOTA está claramente manejada por los equipos más poderosos, Ferrari a la cabeza con Luca di Montezemolo y otros como Renault, Toyota y Red Bull devenidos fieles escuderos del team italiano en su afan separatista.
En medio de esos poderosos y los demás, está el equipo Williams, que es el último de los equipos “privados” a la antigua. De eso se desprende que si es el último privado, queda claro que vive del dinero que ingresa de sus sponsors por lo que correr es más que vital para ellos, de lo contrario funden irremediablemente.
A raíz de esto se inscribieron para el mundial del 2.010 a pesar de haber hecho causa común con el resto de los equipos a través de una carta solicitando la eliminación de las nuevas reglas impuestas unilateralmente por la FIA.
Eso tuvo sus lamentables consecuencias: la FOTA en su conjunto ha expulsado a Williams de la agrupación de equipos en clara reprimenda por haber presentado la solicitud de inscripción.

La expulsión de Williams de la FOTA no es otra cosa más que una demostración de poder por parte de los grandes manejadores de la asociación y fundamentalmente es una enorme grieta en la (hasta ahora) férrea unidad de los equipos, pero que de ninguna manera podría tener consecuencia alguna para el equipo inglés. Simplemente un dolor de cabeza.