Wiesmann Roadster GT Concept: mirando al pasado y al futuro

wiesmann-1.jpg

La carrera de las 24 Horas de Nürburgring de 2002 sirvieron para probar un prototipo experimental, el Weismann Racing GT, que fue la piedra fundamental para el nacimiento del Weismann Roadster GT Concept.

Los datos obtenidos de las performances en aquella oportunidad, se volcaron a tableros de diseño y ordenadores para evolucionar el auto y convertirlo en el que te estamos presentando hoy.

wiesmann-2.jpg

La primera conclusión a la que se llegó entonces tuvo que ver con las prestaciones y generó la necesidad de conseguir mayor potencia. Y como la potencia sólo se puede conseguir de una manera, Weismann decidió un cambio radical en la planta motríz. A diferencia de su predecesor, el Weismann Roadster GT Concept monta un potente motor BMW V8 de 4 litros. Esto motivó (por ser un impulsor de mayores dimensiones) que las proporciones del auto también debieran modificarse radicalmente.
Este Concept creció en consecuencia, 3 centímetros más en lo alto, 11 en lo ancho y 37 en lo largo.
También (y debido a un consumo un tanto mayor) debieron dar mayor espacio para un tanque de combustible más grande, de unos 70 litros de capacidad.

wiesmann-3.jpg

Y con ese cambio de dimensiones, también se produjo un restyling desde lo exterior. Muchas horas de estudio obsesivo y metódico se necesitaron para lograr el modelo final. La dirección era clara: lograr el mix perfecto entre un auto del siglo XXI y un auto clásico como los de los años ’60. Y finalmente lo lograron. Con un resultado sorprendente y exquisito.
El Weismann Roadster GT Concept es una de las más finas representaciones del equilibrio entre pasado y futuro. Representa una mirada inteligente sobre cómo utilizar las soluciones estéticas más bellas del ayer y vestir con ellas a un auto del futuro.

wiesmann-4.jpg

En síntesis, el Weismann Roadster GT Concept, reúne todas las características necesarias para ser considerado un super deportivo top, a la altura de los mejores. Su excelente estabilidad a grandes velocidades, su enorme potencia y fundamentalmente una insuperable comodidad en la posición de manejo, lo transforman en un auto deseado hasta límites insospechados. Este deportivo individual, claro, no es fácil de tener. Su precio base es de unos 111.000 Euros.
Juntalos uno por uno y el auto… será tuyo.