Reviví la infancia en un Hot Wheels volador que rompe todos los récords

En el endemoniado y loco anillo de Indianapolis hemos visto muchas cosas asombrosas a lo largo de la historia pero siempre, absolutamente siempre hay espacio para ver algo más. Más de una vez hemos creído ver “volar” autos en Indy, sea por las desenfrenadas y salvajes velocidades a las que se puede llegar o bien a través de impresionantes accidentes de esos que nunca faltan en este tradicional trazado norteamericano. En esta oportunidad nos centramos en algo que sucedió allí mismo, pero no precisamente en la pista que otrora era de ladrillos. El espacio central del trazado albergó hace un tiempo, el 29 de mayo de 2011, a un evento que tuvo como principales protagonistas a los modelos del Equipo Hot Wheels haciendo de las suyas tal como nos tienen ya acostumbrados.

La idea era la de impresionar al público asistente de varias maneras: una increíble pista naranja, al más puro estilo de las pistas de juguete y un Hot Wheel a “tamaño real” que pudiera demostrar lo que finalmente ha demostrado. El “Yellow Driver” Tanner Foust se animó a hacerlo y todavía me pregunto cómo es que eso ha sido posible. De tan sólo verlo, da auténtico terror. De intentarlo, ni loco…

Pero el bueno de Foust, no sólo que se ha animado sino que efectivamente se calzó el casco, se ajustó los cinturones, se acomodó los guantes, se aferró al volante y … mientras descendía como fuera de control por la interminable y empinada rampa seguramente iba encomendando su alma al mismísimo Dios que todo lo puede.

Y lo mejor del caso es que una vez que la rampa amarilla comenzó a elevarse nuevamente y se llegó al final del camino, el vehículo amarillo de Foust levantó vuelo como negando la existencia de leyes físicas, o la mismísima ley de gravedad si se quiere.

Fue un auténtico espectáculo inolvidable y –en cierto modo- cuasi irreal o surrealista. El Hot Wheel se elevó como si nada fuera y recorrió por los aires 332 pies, o si se prefiere algo así como 101 metros.

¿Y qué otros podrían haberlo logrado? ¿Quiénes más adecuados que los amigos de Hot Wheels para intentar un récord semejante? Siempre han sabido hacer este tipo de cosas… o por lo menos, yo lo lograba con mis Hot Wheels de juguete cuando era apenas un niño… Ahora, todo ha sucedido de verdad.

Record de Hot Wheels