Mark Webber y María Sharapova de paseo en un Porsche 918 Spyder

Mark Webber - Porsche

Y pensar que más de uno creía que Mark Webber no era un ganador… Cuando el australiano sufría su propio karma instantáneo cada vez que se calzaba el casco, se subía al Red Bull – Renault de Fórmula 1 y se enfrentaba con su pesadilla llamada Sebastian Vettel en las pistas, muchos eran los que consideraban a este duro piloto como poco menos que un perdedor, pero se han equivocado.
Ahora, mientras el cuádruple campeón alemán se rompe la cabeza tratando de encontrarle la vuelta al complicado coche de las bebidas energizantes, el australiano la lleva a dar unas vueltas a la bella tenista María Sharapova en un bonito y espectacular Porsche 918 Spyder y… a los problemas si los he visto, no me acuerdo…
Cambia todo cambia.

Sharapova es –además de una gran tenista- embajadora de Porsche mundialmente y como Webber es ahora piloto oficial de la marca, qué mejor promoción que juntarlos (no hacen mala pareja…) para que disfruten las bondades del nuevo Porsche 918 Spyder.
Cabe aclarar que para Sharapova la marca, y en particular alguno de sus modelos, no es nada nuevo. Ella, la bonita blonda del tenis, suele manejar por las callecitas del barrio un impresionante Porsche Panamera, pero cuando Webber la llevó a dar una vuelta, a pesar de reconocer que el auto le encantó, dijo también que no estaba dentro de sus posibilidades comprarse uno. ¡Vamos Sharapova! ¿a quién se lo quiere hacer creer? Para los curiosos y despistados que aún no saben cuánto cuesta cada una de estas impresionantes 918 únicas y exclusivas unidades del 918 Spyder, se lo recordamos: la módica suma de 767.555 Euros.

Este auto tiene dos motores eléctricos que se complementan al motor V8 de 4.6 litros de cilindrada que es capaz de entregar unos 886 CV de potencia. Una buena manera de sorprender a una bella dama, cosa que seguramente habrá intentado el bueno de Mark Webber
Eso sí, Sharapova no intentó hacer ni siquiera por un momento su clásico grito de las canchas de tenis. Todo parece decir que Webber ha llevado muy serenamente a su Porsche 918 Spyder mientras pasaba con su amiga.
Pero… mejor, y antes de seguir hablando, lo mejor será darle una buena mirada al video que te presentamos para la ocasión. Un suertudo el bueno de Mark Webber… seguramente lo habrá disfrutado (por partida doble), fue el Porsche Tennis Grand Prix.