Mark Webber deja la Fórmula 1 y se pasa al WEC con el Porsche LMP1

Mark Webber y Porsche

La “Silly Season” de la temporada 2013 de la Fórmula 1 ya ha comenzado… y con todo. Es que ya se ha producido un gran hueco en uno de los equipos top de la categoría con el sensacional anuncio de parte de Mark Webber quien ha comunicado que en la temporada 2014 no estará en el Gran Circo sino que estará al volante de los (regresados) Porsche LMP1 del WEC (World Endurance Championship – Mundial de Resistencia).
Hace poco nos deleitábamos con las imágenes de las primeras pruebas del Porsche LMP1 2014 que marcará el regerso de la casa alemana a lo grande a este tipo de competencias de larga duración sin ni siquiera sospechar que darían el gran batacazo con la contratación del australiano Webber para el año que viene. Webber deja así una muy codiciada butaca en su equipo Red Bull, para la cual no faltarán candidatos, por supuesto (¿será Kimi Raikkonen su reemplazante?).

Y lo de Webber es más que excitante y alentador ya que su panorama para el año que viene incluye su participación como piloto oficial en las 24 Horas de Le Mans. Sus antecedentes en Le Mans hacen que sin lugar a dudas se lo considere un piloto que literalmente “vuela” en la pista de La Sarthé. Habrá que recordar simplemente cuando en la edición 1999 de la carrera en Le Mans su Mercedes Benz CLR levantó vuelo de manera impresionante en la zona de Mulsanne. Bromas aparte (aunque el dato es cierto), lo concreto es que Webber es un piloto muy experimentado que tan sólo podrá aportar experiencia y talento al nuevo proyecto de Porsche en el WEC.
Si bien Porsche ha anunciado que el contrato que lo une a Mark Webber con ellos es “por muchos años”, los rumores indican que concretamente la duración inicial del mismo sería de 4 temporadas completas. Webber llega a Porsche para ir dándole forma a una de las más impresionantes alineaciones de pilotos que se recuerde en la historia de las carreras de resistencia. El australiano formará equipo con Neel Jani, Timo Bernhard y Romain Dumas, mientras que las otras dos plazas del equipo quedan aún por definir. Se trata sencillamente de una formación impresionante y con un potencial pocas veces visto en este tipo de competencias. Webber cierra un importantísimo capítulo en su carrera pero abre las puertas para otro que no se quedará atrás en impacto y (seguramente) frutos por cosechar.