La hija de Paul Walker demanda a Porsche

Porsche - Paul Walker

No soplan buenos vientos, definitivamente, para la marca alemana Porsche. Cuando aún resuena el eco del tremendo accidente que en 2013 le costó la vida al famoso actor Paul Walker mientras conducía a alta velocidad su Porsche Carrera GT por las calles de Los Angeles, ahora se suman más complicaciones dada la demanda que Meadow Walker -hija del fallecido actor- le ha interpuesto a la firma.
El conflicto planteado por la joven se centra en las cuestiones relativas a la seguridad activa y pasiva del auto, las cuales -de haber sido las adecuadas según la hija de Walker– podrían haber salvado la vida de su padre o, al menos, permitir que llegaran a rescatarlo para ser derivado a un centro asistencial cercano.

Si bien todo comprensible por el inmenso dolor, resulta complicada la demanda aunque la chica asegura estar asesorada y estar en pleno conocimiento de los defectos de maniobrabilidad y estabilidad del Porsche Carrera GT que manejaba su padre al momento de estrellarse y perder la vida tan dramáticamente. Según lo que ella denuncia, el diseño de los cinturones de seguridad provocó que tras el impacto del auto el torso de Walker pegara una sacudida violenta hacia atrás, lo cual provocó la fractura instantánea de las costillas y la pelvis y lo dejó aprisionado en el asiento del acompañante.
Cabe recordar que en la anterior demanda interpuesta en mayo de 2014 por la esposa de Roger Rodas (quien viajaba en el auto con Walker) se había dicho que también se habían detectado importantes fallas en la suspensión del modelo lo cual terminó provocando la pérdida del control y el posterior impacto. En esa oportunidad la demanda fue desestimada por la justicia.
Así las cosas, todo parecería indicar que en este caso, la hija de Walker también seguiría el mismo camino y muy posiblemente no llegue a buen puerto con su (entendible) reclamo.
Veremos cómo sigue este lamentable tema para Porsche y los familiares de Paul Walker.