Volvo y Saab: llega la ayuda del gobierno sueco

marcas-de-saab-y-volvo.jpg

Los temores del gobierno sueco respecto de lo que harían Ford y General Motors con Volvo y Saab respectivamente estuvieron (o están) por concretarse. Era lo más esperable: las dos marcas norteamericanas que han puesto en venta a las dos casas suecas utilizarán el dinero de la ayuda oficial yanqui (cuando llegue, claro…) para revitalizar en primer término a las marcas norteamericanas y luego (muy luego…a pesar de lo que habían venido sosteniendo…) si “queda algo” esa ayuda podría llegar a las emblemáticas marcas de Suecia.
Claro que los tiempos de uno no son los tiempos de otros y para cuando Ford y General Motors decidieran inyectar una buena cantidad de millones en las casas suecas tal vez podría ser demasiado tarde.

El gobierno sueco ha decidido tomar el toro por las astas y entregar la ayuda que necesitan (de sus propias manos) a Volvo y a Saab. Y listo. Bueno… lo de “y listo” es una manera de decir, facilista y para simplificar el comentario, porque el gobierno de Suecia va a desembolsar la friolera de 2.500 millones de euros para ambas empresas.

La ayuda llegará de inmediato para Volvo y Saab pero eso no implica que el gobierno sueco termine teniendo algún tipo de acciones en las empresas automotrices sino que únicamente la entrega de dinero es para evitar males mayores, salvar a las emblemáticas marcas y en definitiva para darle un poco de oxígeno a las empresas madre (Ford y General Motors) de aquí en adelante.
Inclusive se habla que la inyección de 2.500 millones de euros que recibirán Volvo y Saab terminará mejorando sus respectivas situaciones a punto tal que dada la situación de que se vendieran, las terminaría posicionando mucho mejor ante los posibles compradores.