Saab y Volvo unen sus fuerzas para producir coches híbridos

volvo-1.jpg

Ya se puede hablar sin temor a equivocarse de un verdadero concilio de potencias. Las mayores fábricas de automóviles de Suecia, Saab y Volvo acaban de aunar sus fuerzas para lograr lo mejor de lo mejor en lo referido a producción de autos híbridos. Las dos grandes terminales suecas se han unido en este emprendimiento además a la compañía de energía local Vattenfall y al consorcio de tecnología para baterías ETC para que la sinergia sea total y completa.

saab-1.jpg

Volvo ya había comenzado su camino hacia los híbridos hace un tiempo presentando el impactante Plug-In Hybrid Concept derivado directamente del modelo C30 (Primera foto) y Saab recién la semana pasada ha presentado oficialmente una genialidad llamada 9-X BioHybrid Concept (Fotos 2,3 y4).
Ahora las dos terminales suecas han subido aún más la apuesta: recorrerán juntas el mismo camino en pos de llevar lo mejor que han logrado en este segmento finalmente a la línea de producción.

saab-2.jpg

Ahora bien ¿cuál es el plan concreto de ambas empresas? Dicho en palabras suena de los más sencillo, pero llevado a la práctica se necesitará de una precisión suiza y movimientos perfectamente calculados. Saab y Volvo tienen planeado durante dos años seguidos experimentar y poner a tiro todo lo referido a tecnologías híbridas y también de vehículos eléctricos y antes de que ese plazo se cumpla tienen pensado poner en funcionamiento a modo de test por lo menos 10 vehículos de ese segmento.

saab-3.jpg

Los responsables de las dos empresas se encargaron de comunicar que este movimiento significa una erogación de 1 billón de dólares en todo lo referente a nuevas tecnologías de propulsión híbrida para vehículos.
Una bicoca.

Las experiencias previas de Saab y de Volvo al respecto no podían ser mejores y son una óptima carta de presentación para lo que se viene. El anterior intento de Volvo con un auto recargable terminó demostrando que emitía un 65% menos de CO2 respecto del mismo modelo con motor a combustible en distancia cortas y un nivel nulo de emisiones en largos trayectos.
Por su parte Saab con el 9-X BioHybrid también ha demostrado bajísimos niveles de emisiones aunque la tecnología de este concept fue desarrollada no por la casa sueca sino por GM.

Ahora ya no quedan dudas que no hay nada que detenga el andar de las grandes fábricas en la búsqueda de nuevas tecnologías y nuevas opciones en busca de un mejor aprovechamiento de la energía y fundamentalmente el cuidado del medio ambiente.
En esto, no hay boleto de regreso