Un Volkswagen Polo volador en Rusia…

¿Y quién dijo que con un auto no se puede volar? De hecho, no resultará nada raro haber escuchado alguna vez… “este auto es un avión” a algún amigo del barrio que nos presentaba su nueva adquisición. Es cierto que para volar, volar, hay muchas maneras y algunas (obviamente) resultan mucho más precisas y seguras que tantas otras, pero eso no parece ser algo que entienda todo el mundo.
Y si justamente estamos buscando algún ejemplo de lo que estamos mencionando, bueno será darle una atenta mirada al video que les mostramos al final de estas líneas.
Ha sucedido el pasado 27 de febrero de 2013 a eso de las 8:20 de la mañana en algún lugar (que no podemos precisar) de la lejana Rusia. No es uno de esos casos de preparadores y fabricantes de autos voladores, creados y concebidos para hacerlo. Este es el típico ejemplo de un auto volador “de generación espontánea”, algo así como un buen ejemplo también del clásico y nunca bien ponderado “hágalo usted mismo”.

De acuerdo a lo poco que se sabe sobre el lamentable episodio del video, el conductor que iba al volante de un Volkswagen Polo por algún motivo a determinarse tuvo que realizar una maniobra tan desafortunada que vaya uno a saber en dónde ha impactado para levantar vuelo y generar esta imagen realmente dantesca…
El auto sale disparado por los aires con una violencia francamente inusitada y va a pegar en algún sitio al costado de la calle, aparentemente dentro de una propiedad.
Pero si hay un detalle “pintoresco” si se quiere en este curioso accidente, eso es precisamente el hecho de ver las luces de “stop” encenderse instantes después de que el auto comienza a elevarse por el aire. ¿Le habrá servido de algo apretar el pedal del freno en el aire y viajando (volando, en realidad) a una velocidad descontrolada? Modestamente, entendemos que no le debe haber servido en lo más mínimo, pobre muchacho…

No tenemos información sobre las consecuencias reales del accidente. No sabemos a ciencia cierta si alguien ha resultado herido en el lamentable (de todos modos) episodio en Rusia. Lo único que esperamos es que haya servido de lección: para terminar como ha terminado, no hay dudas de que venía a una velocidad demasiado alta para una zona urbana. Ojalá, por lo menos, haya aprendido la lección. Mirá el video.