Volkswagen debe reemplazar VW New Beetle por otros en Estados Unidos

De todos los casos en que nos hemos enterado sobre llamados a revisión, éste debe ser definitivamente el más extraño ante el que nos hemos topado. La casa alemana Volkswagen no las tiene nada fáciles por estas horas en los Estados Unidos y así las cosas es protagonista de un caso sin igual. El tema es que en esta oportunidad no deberá reparar gratuitamente a muchísimas unidades del Volkswagen New Beetle, sino que directamente deberá reemplazarlos y entregar a los usuarios unos que sean técnicamente iguales a los que tienen pero que se ajusten debidamente a ciertas normativas de la NHTSA (siglas en inglés de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carretera).

El caso es así: según la NHTSA, muchas unidades del New Beetle fabricadas entre el 1 de septiembre y el 22 de septiembre del año 2010 no cumplen con los requisitos necesarios en lo que a test de choque respecta. Cabe aclarar que los requisitos sobre test de choque han sido modificados en los Estados Unidos precisamente el día 1 de septiembre de 2010, de modo que para este extrañísimo caso lo que exige a la marca alemana la NHTSA es lisa y llanamente algo inédito: que directamente llame a los propietarios de esas unidades (son 27 más concretamente) y proceda a quedarse con las unidades “defectuosas”, entregándole a los usuarios unidades similares pero que hayan sido fabricadas antes de ese 1 de septiembre de 2010.

Acá no hay vuelta que darle: si el auto no cumple con determinadas normativas, habrá que hacer lo que se deba para que eso efectivamente se corrija, pero el tema no es nada sencillo y a pesar de que son pocas unidades relativamente, no deja de ser una complicación. Otro tema es que en teoría cualquiera al que le ofrezcan cambiar su “auto usado” lo tomará de buen grado, pero lo cierto es que en definitiva todos aquellos que deban cambiar sus VW New Beetle dadas estas circunstancias estarán recibiendo a cambio un auto “más viejo” que los que poseían hasta ahora. De manera que la cosa no es tan fácil y no es algo liviano en absoluto.
Veremos cómo sigue adelante entonces este tema que inaugura de alguna manera una nueva modalidad en los tan mentados casos de llamados a revisión de automóviles.
A todo ésto, la casa alemana sigue adelante con el desarrollo de la nueva generación del gran New Beetle.