Volkswagen Milano Taxi: el vehículo eléctrico que nos lleva al futuro


En Europa la tendencia de tener en las calles vehículos eléctricos es, afortunadamente para ellos, algo muy marcado y creciente. No son pocos los casos en los que se desarrollan modelos e ideas tendientes a colocar en las calles europeas autos amigables con el medio ambiente y fundamentalmente económicos y en este sentido la ciudad de Milán, en Italia, se está poniendo a la altura de las circunstancias. Es que en la Feria de Hanover 2010, la casa alemana Volkswagen acaba de presentar por estas horas su nuevo y espectacular concept destinado a modificar sustancialmente la movilidad ciudadana, en este caso con la mente puesta en la gran ciudad italiana.

Se trata del Volkswagen Milano Taxi, un vehículo conceptual que replantea la mirada sobre lo que deben ser los autos de transporte público de aquí en más. Lo particular de este vehículo son dos cosas fundamentalmente: en primer lugar el Milano Taxi de Volkswagen ha sido pensado y concebido con la única finalidad de ser taxi y en segundo lugar otro de sus grandes puntos fuertes radica en sus características de auto eléctrico.
En medio de esas dos características, un sinfín de ventajas y puntos a favor (Incluída la estética).

El Milano Taxi lleva en su interior un motor eléctrico de 85 Kw (unos 115 CV de potencia) que recibe su energía directamente de una batería de litio ubicada justo por debajo del chasis. Su autonomía no será nada despreciable, pudiendo alcanzar unos interesantes 300 kilómetros de recorrido sin interrupciones.
Como ventaja extra, el Milano Taxi ofrece la posibilidad de recargar prácticamente el 80% de la capacidad total de su batería mediante la conexión a la red casera durante nada más que una hora.

Sus dimensiones son 3,73 metros de largo; el ancho es de 1,60 metros y el alto es de 1,66 metros y dentro de su estructura hay una cabina para el conductor que se encuentra virtualmente separada de manera independiente del resto del espacio interior del vehículo, además de incluír una zona de carga integrada.
En el interior del Volkswagen Milano Taxi las pantallas táctiles son moneda corriente proporcionando de manera (también independiente) variada información tanto para el conductor del auto como para los pasajeros que viajan en la parte trasera del mismo, ofreciendo detalles sobre el recorrido y datos sobre los diferentes puntos de interés en la ciudad por los cuales se esté transitando.

Posiblemente algún día se lo vea concretamente formando parte de una flota de vehículos por la ciudad y seguramente sea un vehículo común y corriente en un tiempo más (tal como se intenta en otros lugares como bien podría ser la ciudad de Londres en Inglaterra). Mientras tanto es tan sólo un vehículo conceptual al que habrá que prestarle debida atención.