Volkswagen Up!: Finalmente… no será un auto barato

La llegada al mercado automotríz del esperado Volkswagen Up! presuponía la presencia en las calles de un auto definitivamente barato, pero la marca alemana se ha encargado (por varios y diferentes motivos) que eso, efectivamente, no sea de ese modo. Habrá que dejarlo bien clarito: el Volkswagen Up! no será el auto barato y económico que todos estábamos esperando… es más: en algún punto, podrá resultar (incluso) caro para lo que ofrecerá al usuario.
Veamos.

Los comentarios y las críticas que hasta ahora se han dejado escuchar, hablan maravillas de la gama de motores del Volkswagen Up!, de su comportamiento y sus performances y de todo lo que usted se imagine, pero del precio… precisamente del precio, no. Es que tal como ya hemos planteado, el Up! que la casa alemana está haciendo aterrizar en Europa, resultará caro. Lo explicamos de este modo: la versión de acceso a la gama del Up! no contará con guantera en el habitáculo, no tendrá aire acondicionado (la cosa definitivamente no pinta bien…) y tampoco contará con levantavidrios eléctricos y equipo de sonido… y todo “eso que no ofrece” tan sólo por (es una manera de decir…) 9.500 Euros. Si miramos un poco hacia los costados, observaremos sin esfuerzo que prácticamente todos y cada uno de sus rivales cuentan precisamente con levantavidrios eléctrico y equipo de sonido por lo menos, por lo que (una vez más, insistimos) el Volkswagen Up! da la sensación (y algo más) de no ser ese auto barato que se esperaba.

En el otro extremo de la gama, a su tope, encontramos en cambio a la versión más interesante, más equipada y un poco más acorde a las expectativas generadas. Se trata de la variante “White” que además de contar con todo lo que la de acceso a la gama no ofrece, viene con llantas de aleación 16 pulgadas, tapizados de altísima calidad en las butacas, faros antiniebla y algunos cuantos detalles cromados, entre otras cosas destacables. La variante White costará en Europa unos 13.500 Euros.

En algunos países de Europa, como por ejemplo España, la versión base del auto estaría rondando unos 8.000 Euros, contando además con una dotación algo más completa que la variante alemana (de la que estuvimos ocupándonos en esta nota), para que no “choque” con el Volkswagen Polo, un auto que está hoy por hoy muy bien posicionado entre los usuarios de la marca.
Mientras tanto, y hasta que esté efectivamente en las calles, bien vale verlo también en video…