Volkswagen entre los vaivenes del mercado automotriz

screen_jetta_volsvaguen-pantalla.jpg

La situación económica de las firmas es algo, muchas veces impredecible. Los búsqueda de calidad, precio, diseño y potencia de de cada comprador y cliente influye en gran medida (positiva o negativamente) en las ventas de cada empresa automotriz, lo que produce que cada vez más, las industrias de automóviles tengan que exprimirse la cabeza para brindarles eso que cada usuario esta buscando y, a veces, “eso” no se logra. Algunos autos no gustan por su diseño, otros por su comodidad y así puedo estar todo el día dando ejemplos.

Son demasiadas las variantes para que algo no funcione o sí lo haga, también es cuestión de suerte… muchas veces influye la marca que, por sólo ser esa marca, miles y miles de personas derrochan todos sus ahorros y pagan tres veces más el precio de un modelo que quizás tiene la mismas cualidades que cualquier otro (aunque con otro logo en la parilla). Pero Volkswagen no siente el peso de ser un desconocido, tiene muchos años de fabricar coches y lo hace muy bien.

Pero las cosas cambian amigos: la firma es muy poderosa en el territorio Europeo, con grandes ventas y muchos fanáticos, pero la noticia es que en los EEUU la situación no es la misma. Según el ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, la marca se ve en un problema ya que no puede competir con el bajo precio y la fidelidad que tienen los clientes con los modelos japoneses. Asegura que “han agregado sinnúmero de actualizaciones técnicas para complementar con sus modelos pero los compradores no están de acuerdo en pagar por ellas”.

Aún así, la automotriz tiene en sus manos coches muy populares en el público Americano como son el Golf, el Jetta, y el Passat, pero todavía tiene una gran competencia con las variantes de Toyota y Honda.