Volkswagen Beetle 2010: cambia, todo cambia

beetle-1.jpg

Ultimo momento: el célebre Volkswagen Beetle ya no será el mismo. Nunca más.
En una arriesgadísima jugada, la casa alemana ha comenzado oficialmente el operativo Beetle 2010.
Aunque parezca lejano, ya se sabe que ese año marcará en la historia de Volkswagen, y en la de los automóviles todos, el comienzo de una nueva era.

El afamado Beetle cambiará. Y no será, esta vez, un lavado de cara. Será cirugía mayor. Ya verán.

beetle-2.jpg

En una movida tan rápida como certera, Volkswagen ya ha encargado a un selecto grupo de dibujantes y diseñadores, la creación del nuevo Beetle.
Los trabajos ya han dado inicio en California, Estados Unidos y todo el proceso (vale decir, la fabricación del auto) culminará en la sede de Alemania.

Se trata de un lanzamiento ante el que todo el mundo se encuentra expectante, y ya se han podido conocer los diseños que seguramente marcarán un “nuevo retorno” del glorioso Beetle, sólo que esta vez, con una imagen radicalmente diferente.

La historia del Beetle se dividirá en dos, definitivamente. Ni siquiera la moderna versión de nuestros días ha provocado lo que provocará la del año 2010.
El auto será una joya única e inimitable. Será más grande. Tendrá rasgos más agresivos.
Costará acostumbrarse. Tal vez muchos crean estar ante “otro” auto, y no ante un verdadero Beetle.

beetle-3.jpg

Pero habrá que aceptarlo. O no. Y allí está lo arriesgado de la jugada. Volkswagen no está retocando un auto más, un auto cualquiera. Está modificando las líneas de su auto insignia, de su máximo emblema automovilístico. Y la decisión ya está tomada. Y no hay vuelta atrás.
Pero en el fondo en Volkswagen tienen un poderoso motivo para hacer esto, y es que quieren, con el tiempo, llevar adelante un sub marca (podría ser “Beetle”) así como BMW está haciendo con Mini.

De prosperar esta idea, revolucionaria por cierto para la historia de Volkswagen, el Beetle comenzará a mostrarle al mundo diferentes versiones, a saber, un hatchback, un convertible, una miro van, un crossover y hasta un modelo pick-up.

beetle-4.jpg

Cambia. Todo cambia.
El Volkswagen Beetle también. A pesar de que los nostálgicos y los puristas se opongan o simplemente se resistan. A pesar de que la jugada suene más a ruleta rusa que a proyecto seguro. Cambia, todo cambia. El Beetle lo hará.