Tata Vista: para cambiar la historia

Comenzamos diciendo que este nuevo modelo de la marca india Tata llega para “cambiar la historia” y no tenemos temor de equivocarnos. No es que vaya a cambiar radicalmente la historia del automóvil (ni cerca, claro) pero sí puede llegar a cambiar la del propio fabricante. Como para probar mejor suerte que con el afamado (y nunca bien ponderado) Tata Nano, la cosa no pinta nada mal por cierto. Y es que el Tata Vista, de este auto estamos hablando, tiene más de un argumento bien válido como para acomodarse muy bien entre los mejores autos low cost del mercado de la actualidad. Sea por su estética bien lograda y certera, sin estridencias, o sea por su nivel de equipamiento que no resultará nada malo, este auto tiene buenas armas con las que darle pelea a otros similares tales como por ejemplo el Toyota Aygo, sólo por nombrar a alguno en particular.

El Tata Vista ha llegado a Europa para agregarse a la lista de utilitarios urbanos pero con el valor agregado de unos excelentes niveles de terminación y una calidad que es, a esta altura, superior a la de muchos otros lanzamientos que se han venido produciendo con vehículos similares de un tiempo a esta parte.
El Tata Vista tiene además de una estética exterior realmente interesante, un nivel de habitabilidad muy bueno e incluso tiene un baúl con una capacidad importante, la cual llega a los 232 litros.

Del auto llama poderosamente la atención el gran espacio interior para sus ocupantes y la comodidad que se puede tener allí dentro, tanto en la parte delantera del habitáculo como en la trasera. Es un auto que da toda la sensación de haber nacido realmente bien y que pisará las calles “con el pie derecho” (o neumático, si se quiere…) para poder (aquí sí) revertir la historia nada sencilla de la marca india en los últimos años con tantos problemas surgidos con su modelo insignia, el Nano.
De hecho podemos asegurar sin temor a equivocarnos que este auto es el Tata más lindo jamás fabricado y si además le sumamos sus enormes mejoras en el apartado de calidad (sin exagerar tampoco y lejos todavía de algunos otros modelos), entonces el combo parece ser casi perfecto, siempre entendiendo del tipo de auto y de la marca de los que estamos hablando.

Otro punto a favor es el motor. Lleva en sus entrañas un motor Fiat de 75 CV de potencia, 1.3 litros de cilindrada y naftero que encima, es realmente muy silencioso, lo que no deja de ser un importante tema para tener en cuenta. Finalmente diremos que al conducirlo se experimenta una buena sensación de seguridad y su manejo resulta cómodo, ágil y divertido. En lo que a reacciones respecta, al Tata Vista hay que “darle duro a los cambios” para no perder ritmo, sobre todo en ruta. De todos modos, por 6.960 euros, este auto no deja de ser una excelente opción en Europa.