Vipervette: cruza entre Dodge Viper y Chevrolet Corvette

Una rareza más, de las tantas que se ven a menudo por tierras norteamericanas.
A más de uno le habrá dado un certero ataque al corazón al ver este engendro y a otros se les habrá acelerado el ritmo cardíaco pero de la emoción al ver la cruza perfecta (¿perfecta?) entre dos autos maravillosos como lo son un Dodge Viper y un Chevrolet Corvette.
¿El resultado?… este extrañísimo Vipervette, resultado de una serie interminable (pero bastante prolija) de intersecciones y uniones entre las formas más características de estos dos modelos tan emblemáticos y distintivos para las marcas.

Al verlo, daría la sensación de ser un Dodge Viper hecho y derecho, pero no…
Lo explicamos un poquito mejor. Este bicho es en realidad el resultado de la adaptación de la carrocería de un Dodge Viper del año 2000 sobre, nada más y nada menos que, el chasis de un Chevrolet Corvette del lejano, lejanísimo año 1986.
Con una serie de importantes y nada sencillas adaptaciones finalmente se ha dado con este curioso Vipervette que les estamos mostrando en la nota.

Este invento se ha producido en los Estados Unidos, más precisamente en la zona de Michigan y lleva bajo su capót el motor original del Corvette del año 1986, o sea una planta motríz de 5.7 litros de cilindrada V8. Según dicen algunos testigos que lo han visto en plena acción, este Vipervette podrían llegar sin pestañar a los 350 CV de potencia final y cuenta con una caja de cambios de tipo manual de cuatro marchas.
Por fuera, el aspecto de Viper es casi innegable, con la salvedad inevitable de sus dimensiones, todo para ser adaptado a las del Corvette que ha servido de base. Pero en el interior la cosa cambia y ya allí no hay tantas similitudes con el Viper, aunque tal vez la elección cromática sea algo parecida.

Este extraño modelo se encuentra a la venta en los Estados Unidos y su precio asciende a uno 12.500 euros (o sea unos 17.400 dólares norteamericanos). ¿Cuánto tiempo estará a la venta sin que un fan trate de quedarse con él…? vaya uno a saber, pero entiendo que no será demasiado tiempo ya que los norteamericanos suelen ser bastante afectos a este tipo de inventos raros.
Allí está, para amarlo o bien para odiarlo definitivamente, este auto que ha llegado en esta única encarnación para no pasar inadvertido y remover los sentimientos de más de uno… Señoras y señores, con todo ustedes, el Vipervette.