Las ventas de Porsche caen un 27,3%

ventasdeporsche1

El pasado viernes la compañía alemana Porsche ha hecho un anuncio de manera oficial: sus ventas desde agosto de 2.008 hasta hoy han caído (¿estrepitosamente?) un 27,3% y, como suele suceder en estos casos, hay una apropiada explicación.

En realidad, Porsche atribuye la caída en las ventas a dos factores fundamentales, a saber: uno es bastante poco alentador y dice que la demanda en el mercado por el Cayenne ha descendido drásticamente en un 20%. Hasta ahí, poco para hacer.

Y la segunda explicación para ese 27,3% menos de ventas es (tal vez) un poco esperanzadora para ellos ya que esgrimen un argumento que en poco tiempo más quedará claro si es real o simplemente fue un manotazo de ahogado: desde Porsche sostienen que ante la inminente puesta en el mercado de los nuevos modelos de la marca, la gente ha optado por no comprar los actuales Boxster y Cayman a la espera de las nuevas opciones de la casa alemana.
Ya ven… una de cal y otra de arena como quien dice. Lo de las bajas ventas del Cayenne es un poco más complicado de revertir, pero por lo menos les queda el (firme) argumento de la inminente salida de los nuevos modelos para aferrarse a una esperanza de revertir la situación que bastante jaleo ha producido en el seno de la casa alemana.

Parece que de poco ha servido la puesta en producción del Cayenne Diesel para generar mayor interés y tampoco ha sido de gran ayuda la renovación de los 911.
Ahora, esperan revertir esa tendencia negativa que ha producido, por ejemplo en los Estados Unidos, que las unidades entregadas hayan descendido de 16.200 a 11.850 en comparación con el mismo período pero del año anterior.