Kia venderá sus modelos por eBay

Ya se sabe que por Internet se puede comprar, a esta altura de las circunstancias, prácticamente lo que se quiera. Lo hay de todo como en botica y el mercado para los amantes de los autos no es ajeno al fenómeno de la web, claro está.
Ahora, intentando algo que ya había iniciado General Motors y que luego no ha prosperado, la casa Kia se asocia con eBay para ofrecer sus modelos por la red mundial.
Así como uno puede comprar auténticas maravillas, cosas que no lo son tanto y otras yerbas, los popes de Kia han buscado nuevas salidas para una crisis que ya está pasando pero que aún sigue dando algunos dolores de cabeza y, por lo tanto, obligando a buscar nuevos mercados y nuevas maneras de conseguirlos.

La idea de vender autos por Internet se limita inicialmente a los Estados Unidos de América y la cosa parece no ir nada mal encaminada ya que de los 725 concesionarios distribuídos a lo largo y a lo ancho del país del norte, ya son 300 los que han aceptado la propuesta de la marca para comercializar sus modelos en la web.
Lo verdaderamente llamativo del tema es que eBay permitirá durante el proceso de compra de los potenciales clientes que los mismos realicen ofertas por los modelos por precios más bajos que los sugeridos por Kia.
Este punto no parece complicarle la vida a Kia que cree fervientemente que esta nueva metodología le abrirá de gran modo las puertas de nuevos mercados que se traducirán en muy buen nivel de ventas para sus autos.
También se ha hecho saber que a través de eBay se ofrecerá toda la nueva gama de opciones y modelos de la marca, cosa que no será un tema para nada menor, ofreciéndole a los clientes un amplio abanico de ofertas que seguramente les resultará más que atractivo.

Otro dato que no será menor es que la cantidad de clientes que buscan comprar autos por Internet ha crecido durante el año 2010 en los Estados Unidos, un interesante 17% y el 79% de esas personas visitan portales de Internet antes de decidirse por la compra de un auto. De este modo puede apreciarse que ninguna crisis parece afectar a un mercado que, contrariamente a lo que se pueda llegar a pensar, crece más y más cada día.
Por el momento, este sistema está sólo disponible en los Estados Unidos. Más adelante, tal vez se lleve a otras partes el mundo.