Velántur Cars pone a punto un eléctrico español a todo lujo

Velántur Cars

Lo más factible es que lo veamos recién a partir del año 2016, pero el proyecto ya está lanzado en forma y ha comenzado a desandar el camino que llevará a la llegada de un nuevo modelo fruto de la joint venture entre las firmas españolas Jofemar y Retrofactory –ésta última, productora de modelos como el Hurtan, entre otros-, las cuales se han unido para gestar un nuevo vehículo eléctrico que presumirá de contar y ofrecer lo mejor de lo mejor.
Es que el nuevo proyecto en el que se han embarcado combinará la mejor calidad del trabajo artesanal, materiales de excelencia y, fundamentalmente, energía eléctrica que -dicho sea de paso, aunque suene a poco necesario- es la tecnología de movilidad automotríz que se viene para instalarse.
La idea para darle formas concretas y gestar este coche surgió hace ya tres largos años y, si bien hay muy pocos datos sobre el trabajo final, se sabe que está en plena fase de desarrollo y que incluso ya se está probando una mula con el lógico, consabido y esperable camuflaje encima, tal como podrás ver. El prototipo de este nuevo proyecto bajo el concepto de Art-Tech ya circula lo más campante por las rutas que dan acceso a Sierra Nevada.

Para producir este auto, los responsables cuentan con el invalorable aporte de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (España), dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, sabiéndose además que a la hora de entrar en línea de producción se utilizará parte de la antigua fábrica de la firma Santana que se encuentra ubicada en la localidad de Linares.
Por el momento no es mucho más lo que podemos aportar, más que estos pocos datos iniciales y una muy buena imagen de las pruebas del concept del modelo en cuestión, dado lo cual podemos advertir que sus formas toma bastante inspiración de algo a mitad de camino entre un Porsche 911 y un Volkswagen Beetle de nueva generación, sobre todo en la parte trasera del auto.
A primer golpe de vista, hay que reconocerlo, no se va nada nada mal por cierto. Veremos cómo sigue evolucionando.