Universidad critica a los autos enchufables: GM responde

chevroletvoltproduccion

Como si a los sufridos amigos de General Motors no les faltara nada, ahora le llueven críticas desde una universidad norteamericana, la Carnegie Mellon University. En realidad las críticas no han sido dirigidas pura y exclusivamente hacia la gente de GM. Los estudios realizados por un grupo de universitarios apuntaron de lleno y por completo contra todos los nuevos (y tan en boga) vehículos híbridos enchufables, entre ellos el Chevrolet Volt, por eso General Motors ha salido al cruce de los argumentos vertidos por la gente de la universidad mencionada.

¿Qué dicen unos y qué dicen otros?
Desde la Carnegie Mellon University aseguran que las baterías que utilizan los autos enchufables son caras (muy caras, según ellos) teniendo en cuenta la pobre autonomía que le ofrecen al usuario. La solución sería según los universitarios que se utilicen baterías sensiblemente más pequeñas para que la relación costo/beneficio sea más aceptable y cercana a las posibilidades del usuario.

La respuesta de GM como era de esperar, no se demoró demasiado y a través de Jon Lauckner, Vicepresidente del Programa de Gerencia Global de General Motors, les mandó a decir que simplemente están equivocados de lado a lado. El tema es que según Lauckner, el estudio que ha hecho la gente de la Carnegie Mellon University está mal parido ya que, los costos de las baterías que han tomado como válidos no son los reales, por lo que el estudio y el informe carecen de fundamento y seriedad.

Además se encargaron de refutar los dichos de los universitarios diciendo que el crédito que el gobierno norteamericano ofrece, de 7.500 dólares para la compra de este tipo de autos es más que beneficioso y aceptable para los usuarios y que si las baterías fueran más chicas también entonces el monto del crédito debería bajar, cosa que no ayudaría a que las ventas sean buenas.

Era algo previsible eso de que los de GM iban a saltar a morder directamente la yugular de los universitarios que lejos de ayudarlos en la complicadísima situación económica y financiera por la que atraviesas (hablamos de GM, claro) le están queriendo apagar el incendio con baldes cargados de nafta…