Auto Union Type C de 1936 recreado con impresora 3D

AUTO UNION TYPE C 1936

Lo que para muchos bien podría ser un buen momento de diversión, para la gente de Audi -y muy especialmente para su departamento Audi Toolmaking– representa la muy concreta posibilidad de un mundo nuevo y sin igual que le abre las puertas al diseño de auto partes de un modo inesperado hasta no hace demasiado tiempo.
Hablamos de la utilización de la tecnología derivada de las impresoras 3D, gracias a las cuales la marca alemana con sede en Ingolstadt ha sido capaz de crear esta verdadera maravilla que ves en la foto que encabeza la nota: un Auto Union Type C del año 1936 a perfecta escala de 1:2 (vale decir la mitad justa de su verdadero tamaño).
Para Audi, aunque este ejercicio haya tenido mucho de lúdico y divertido, la posibilidad de implementar esta genial tecnología implica entre otras cosas la llegada a un mundo en el que son capaces de crear paneles metálicos a partir de láminas metálicas compuestas por granos de entre 15 y 40 milésimas de milímetro (algo que equivale a la mitad de espesor de un cabello humano).
Este proceso les da la capacidad de generar piezas metálicas de formas realmente muy pero muy complejas en acero o aluminio. Por eso mismo es que en Audi han decidido ponerse manos a la obra con un auto de formas realmente desafiantes y eso mismo ha representado este bellísimo Auto Union Type C de 1936 hecho completamente con piezas diseñadas en una impresora 3D.

La enorme ventaja que implica tener en funcionamiento un sistema como éste en la industria automotríz radica en que se reducen muchísimo los costos de producción y, además, se agilizan notablemente los tiempos de esa misma producción y puesta en funcionamiento. Vale decir que esto podría ser en poco tiempo más, una auténtica nueva revolución industrial.
¿La industria de los autos va hacia un nuevo mundo, completamente diferente al que conocemos en la actualidad? Todo parece indicar que es así…