Unimog Concept: anticipando el camión del futuro

Los responsables del Red Dot Award Design Concept, han entendido a la perfección lo que han plasmado quienes presentaron el diseño absolutamente fenomenal del Unimog Concept, por eso le han otorgado recientemente el primer premio de un concurso de diseño en el que han tomado parte más de 3.000 interesantes propuestas. El premio que regularmente se entrega en Singapur hace foco en la mejor creación de vehículos off-road y ha reconocido la increíble tarea de los responsables de esta fantástica recreación de tintes futuristas del Unimog de Mercedes Benz, una auténtica leyenda del mundo motor y de la casa alemana con sede en la ciudad de Stuttgart.

El diseño presentado para el Unimog Concept coincide exactamente con el 60º aniversario del nacimiento del Unimog original (que en realidad significa en alemán, UNIversal Motor Gërat, o lo que es lo mismo: Dispositivo Motorizado de Aplicaciones Universales) y ha tomado muchísimos elementos absolutamente reconocibles del camión que inició esta historia (segunda foto de esta nota).
Además del color verde elegido, que tantas veces ha sabido ser realmente característico del Unimog desde sus inicios (en el caso del Concept, con un verde mucho más llamativo y atractivo), también hay elementos tales como parte del diseño de la trompa y el carenado del capót y, muy lejanamente, algo en la parrilla frontal. Lo del famoso color “verde rana” es debido a que se ha intentado siempre dejar en claro que este fenomenal vehículo es capaz de moverse indistintamente tanto en la tierra como así también en el agua. Hay indudablemente un gran aire inspirado en el original y eso se nota, aunque los toques futuristas son inevitables y, por supuesto, más que necesarios.

Todo en este modelo conceptual es genial: la resolución asombrosa de la zona de la cabina y el habitáculo al aire libre, los soportes inferiores de la carrocería, las impactantes llantas con aspecto sencillamente todopoderoso y por supuesto ese asombroso paragolpes delantero símil alerón invertido y el genial grupo óptico. No ha quedado detalle librado al azar y todo ha sido debidamente cuidado y concebido: los resultados están a la vista y sobran las palabras para describirlo adecuadamente.
Si llegará a hacerse realidad o no, vaya uno a saberlo, pero rezamos para que la gente de Mercedes Benz se decida a llevarlo en algún momento (con las modificaciones entendibles del caso) a la línea de producción. Sería un éxito total.