Un Lamborghini Aventador «único» terminó incendiado en Suecia

LAMBORGHINI AVENTADOR incendiado en Suecia

Hans Dahlbäck es el socio fundador de la firma sueca Dahlbäck Racing, una de las casas preparadoras de autos más importantes del continente europeo sin lugar a dudas. Como te podrás imaginar, este buen muchacho no andaba (ni anda jamás) precisamente “a pie” y cada día de su vida se da el gran lujo de conducir autos realmente excepcionales. Tal es (era) el caso del maravilloso Lamborghini Aventador LP750-4 HMD con el que se daba uno de los gustazos de su vida hasta la semana pasada. Y decimos “hasta la semana pasada” no porque lo haya vendido para comprarse un Fiat 500, sino porque ha tenido la mala fortuna de que se le haya incendiado de cabo a rabo para quedar tal como ha quedado, cosa que podrás ver en la foto que encabeza esta nota.
Lo mejor (o lo peor en realidad) del caso, es que este Lamborghini, en esta variante, era una única unidad en el mundo y estaba hecha especialmente para el pobre (sólo en sentido figurado) de Hans.

Todo parece indicar que el auto no era conducido por su propietario en el momento del siniestro, desconociéndose a ciencia cierta quién lo manejaba entonces, pero se ha corrido la voz de que todo comenzó cuando quien estaba al volante escuchó (según sus propias palabras) un pequeño estallido en el vano motor. El fuego, según dicen, se desató de inmediato y apenas le dio tiempo para detener el autazo a la vera de la ruta y bajarse para poder ponerse a salvo, cosa que afortunadamente pudo hacer sin las más mínimas consecuencias físicas sufridas.
De todos modos, no hubo nada que hacer y para cuando llegaron al lugar los bomberos y equipos de rescate, el fuego prácticamente ya había consumido la totalidad de esta (ex)belleza sobre ruedas.
A todo esto, vale decir que este Lamborghini Aventador LP750-4 HMD tenía unas tomas de aire extra en la parte frontal, una zona claramente muy modificada realmente, y también contaba con llantas especiales de exclusivo diseño con llamativas pinzas de freno a la vista en rabioso color naranja (apenas perceptibles en la dantesca foto que te mostramos al inicio de la nota). La parte trasera, entre tanto, es realmente muy similar a la de la edición 50º Aniversario de la marca italiana.
Finalmente, decir que la potencia original de este auto, estimada en torno a los 700 CV finales, fue elevada hasta los 750 CV que es (o era) capaz de alcanzar esta bellísima unidad que ahora es sólo parte del recuerdo y el pasado.