Ultimo momento: el Senado estadounidense dice NO al rescate

negativa-del-senado.jpg

La noticia menos esperada, la determinación que nadie preveía podría llegar a tomarse, finalmente es una cruda, dura y lapidaria realidad: el Senado norteamericano ha denegado esta madrugada la ayuda de 15.000 millones de dólares a las Tres Grandes empresas automotrices de los Estados Unidos. Las pequeñas ilusiones que tanto Ford, como General Motors, como Chrysler (que ya no saben qué intentar para no morir) se habían hecho respecto de la ayuda económica del gobierno norteamericano se han hecho pedazos hace unas cuantas horas con la fría y contundente frase: The motion is censured.

Como era de esperarse, los mercados bursátiles se han derrumbado, los medios periodísticos no dan abasto y los corazones y la respiración de los miles de empleados afectados a las empresas (y los de sus familias) se han detenido por unos instantes ante la total incertidumbre que los embarga en estos tremendos momentos para las empresas y para la economía norteamericana toda.

No son pocos los medios periodísticos norteamericanos que aseguran que General Motors declarará su banca rota de un momento a otro (algo increíble).
Mientras tanto el mundo sigue girando y millones de personas en el planeta se preguntan si efectivamente el año 2.009 puede quedar en la historia como el de la muerte de los Tres Grandes de la industria automotríz norteamericana.
No nos gusta estar del lado del pesimismo, pero, si las cosas siguen su curso y tal como vienen sucediendo hasta ahora, más el regalito del Senado norteamericano en el día de hoy… lamentablemente eso será irremediablemente así.