UkrAvto seguirá produciendo el “eterno” Slavuta

slavuta.jpg

¿Qué es esto? ¿El tunel del tiempo? ¿una triste imagen del pasado? No en realidad… o sí…
Es que la crisis financiera internacional se puede manifestar (según los lugares del planeta) de muchas diferentes maneras. Hay lugares en donde se detiene directamente la producción de autos. Hay otros en donde se suspende gente de las factorías. Y hay otros sitios en los que el tiempo parece detenerse definitivamente no dejándonos saber muy en claro si estamos en el siglo XXI o aún en el XX…

Este es el caso de la casa ucraniana UkrAvto
Y vean que en Ucrania hemos visto cosas de todos los colores. Desde autos que están para quemar en la hoguera hasta coches a los que habrá que tener cojones muy grandes para subirse. En el medio de todo, también este Slavuta que la casa ucraniana seguirá (empecinadamente) fabricando en su país.

Y bueno… les dijimos la crisis se puede manifestar de muchas diversa maneras y en Ucrania el bajón internacional se nota también en casos como éste. El modelo Slavuta (foto) debía haber salido de la línea de producción en el presente mes de noviembre de 2.008, pero la marca ha decidido (hasta nuevo aviso) seguir con su producción. Y nosotros… como se imaginarán estamos recontra agradecidos…(¿?)
Vean lo bello y actual que es… se trata de una mezcla extraña y anticuada de un viejo Renault 9, un Fiat Regatta y algún otro novedoso auto que ande por ahí… De hecho es algo muy común en lugares como el que nos ocupa. La empresa ha decidio la continuidad del modelo ya que su costo de unos 4.700 euros y sus motores de 1.1 y 1.3 litros lo convierten indudablemente en una de las mejores opciones para el mercado local ucraniano.
Demás está decir que el Slavuta es un auto de los que aquí en Argentina llamaríamos “base base” o sea que no tiene nada de nada en lo que hace a confort interior típico de un auto de nueva generación.

Pero bueno, tampoco puede criticarse la felíz idea de mantener en medio de la crisis a un auto que esté al alcance de casi todos (Aunque sea definitivamente horrible).