TATA Nano ¿Turbo y otras versiones?

TATA NANO TWIST

Hasta hace algunos años, a cualquiera que se le pidiera una opinión sobre el pequeñín TATA Nano, hubiese dicho que era un auto condenado inexorablemente al éxito. A más de uno se le habrá cruzado por la cabeza ese pensamiento y es que así ha sido vendido el auto (y cuando digo “vendido”, digo en realidad: promocionado). El tema es que las ventas masivas nunca llegaron a concretarse y el auto más que condenado al éxito y la aceptación del público, se vio relegado a una especie de confinamiento automotríz difícil de revertir.
La marca india ha intentado por todos los medios revertir la situación y darle nuevas vueltas de rosca a un modelo que nunca terminó de meterse en la piel y el gusto de la gente.

Así las cosas, se han venido colocando en las calles variantes y actualizaciones del TATA Nano como para hacerlo mucho más interesante. Así se ha llegado a lo sucedido hace cinco meses, con la llegada del TATA Nano Twist (lo vemos en la foto que encabeza esta nota), con el cual las ventas parecieron encaminarse y subir, aunque no en la medida esperada.
La dirección asistida fue muy bien recibida por la gente, como así también el acceso sin llave y el ordenador de viaje entre otras cosas. Todo parece indicar que a la gente en general no le interesaba el Nano como un auto de bajísimo costo y mantenimiento. Todo lo contrario, a medida que al auto se le iban incluyendo valores agregados, el interés –aunque sin volverse locos- ha ido paulatinamente en aumento. Pero las grandes expectativas los devolvieron rápidamente a la realidad en Mayo de 2014, momento a partir del cual el aparente renovado entusiasmo por el auto decayó nuevamente.
Dadas estas circunstancias, TATA se ha puesto manos a la obra para lograr el desarrollo de una nueva versión con motor Turbo para mejorar el rendimiento.
Se estima que se mantendrá el motor 0.6 litros pero se agregará una nueva gestión electrónica, el intercooler y por supuesto la sobrealimentación. Respecto de la potencia final del futuro TATA Nano Turbo, poco y nada se ha dicho, pero si tenemos en cuenta que actualmente llega a los 37 CV de potencia, se estima que la versión que están empezando a desarrollar podría estar entregando unos 50 CV finales.
Pronto también estará llegando una caja de cambios robotizada, con una transmisión muy sencilla y simple, de cuatro o tal vez cinco marchas. Muy posiblemente el auto en esa versión se llame TATA Nano F-Tronic. También estaría llegando la versión Nano Active, la cual será prácticamente un modelo convertible al incluír un techo de lona.
En síntesis, TATA le busca la vuelta con nuevas variantes a un auto que nunca, jamás, llegó a gustar del todo.