Audi A6: un tuning deplorable para un auto memorable

audi-1.jpg

En la primera línea de esta nota ya me he quedado sin palabras para hablar de este engendro. O mejor dicho, tengo las palabras pero por una cuestión de entendible decoro no quiero dejarlas salir.
Trataré de ser lo más concreto y claro dentro de mis posibilidades.
No hay derecho a hacer esto.
No tengo muchos datos sobre el nombre del propietario, ni la ciudad en donde se encuentra. Sólo se que este asesinato (de otro modo no puedo llamarlo) se produjo en España.

audi-2.jpg

Desde la aparición del Audi A6 allá por el lejano año 1994, nunca he visto algo similar. Y eso que he visto tunings de aquí y de allá, de todo tipo y color. Pero esto ya es demasiado.

Tomo algo de aire, respiro, trago saliba, también algunos improperios y sigo.

Trato de ubicar sobre este Audi A6 tuneado con premeditación y alevosía, algo que me resulte atractivo y juro, perjuro, que no lo logro.
Un kit de ensanchamiento salvaje y despiadado le quitan toda delicadeza y gracia a este poco afortunado A6. Para mi gusto se les ha ido la mano. Es (¿cómo decirlo sin ofender?) grosero, y con esto lo pinto de cuerpo entero al resto del auto.
Lo único que hace que se justifique el ancho al que se lo ha llevado es la difícil tarea de darle “abrigo” a esos anchísimos neumáticos de 20 pulgadas (lo más lindo del auto sin dudas…). Pero esto, siendo muy contemplativo… y como para decir algo positivo del auto.

audi-3.jpg

Los paragolpes (en particular los delanteros) han sido sometidos a un insensible tratamiento con anabólicos ya que parecen estallar de un momento a otro, dando otro motivo más para considerar a este Audi A6 como el ejemplo más gráfico y concreto de lo que no se debe intentar.
Para colmo y como para rematar el despropósito como se debe, sobre el capó hay una irreverente imitación de toma de aire para eun inexistente compresor, ya que se trata de un TDI.

audi-4.jpg

En la cola del auto aún se pueden vislumbrar algunos vestigios del Audi A6 original, pero como no podía ser de otra manera y como para no quedar al margen de la ridiculez generalizada reinante en el resto del auto, esos 4 escapes del tamaño de una plataforma lanzamisiles no hacen otra cosa que cerrar “de la mejor manera” a este tuning deplorable practicado sobre un auto memorable.