Tribunales franceses no hacen lugar a la denuncia de Ferrari contra FIA

fia-y-ferrari-juicio

Se supo finalmente el veredicto que han emitido los Tribunales Franceses en la ciudad de París sobre el complicado affair entre Ferrari y FIA: el equipo del Cavallino Rampante ha llevado las de perder en esta oportunidad obteniendo un rotundo resultado adverso en lo que hacía a sus reclamos hacia la FIA sobre el cumplimiento de unos acuerdos que datan de unos años atrás.
Ferrari pretendía que esos supuestos acuerdos entre ellos y la FIA (algunos datan de 1.996) le impidieran al máximo organismo del deporte motor a nivel mundial seguir adelante con el tan mentado límite presupuestario impuesto de manera unilateral para el campeonato de la Fórmula 1 del 2.010.

Ahora y a sabiendas de esta resolución por parte de los tribunales franceses, la soga le llega al cuello a Ferrari que cuenta hasta el día 29 de este mes para enviar su inscripción para el próximo mundial, cosa que parece que no va a hacer. Claro que la Escudería no está sola en esto ya que Renault, Toyota y Red Bull seguirían sus pasos de inmediato dejando al Gran Circo huérfano de cuatro nombres rutilantes.

Todos los equipos actuales tienen prioridad a la hora de inscribirse, pero si vence el plazo del día 29 de mayo y los “separatistas” no presentan la solicitud entonces quedarán definitivamente afuera del campeonato que viene y la lista de los que pretenden ingresar es larga…

Para el 2.010 habrá un tope de 13 equipos y 26 coches en la grilla y entre los que quieren ingresar a la categoría se encuentran Wirth Research, Lola, USF1, Epsilon Euskadi, RML, Formtech, Campos e iSports entre otros, de manera que si los “grandes” no se inscriben a tiempo perderán los lugares a manos de éstos nuevos.
Como corolario de todo Luca de Montezemolo en una reacción impensada e inesperada ha declarado que dada la situación la categoría debería llamarse a partir del 2.010: GP3.