Tribunal de Estados Unidos detiene la venta de Chrysler

oficinas-de-chrysler1

A esta altura de las circunstancias ésta, la de la venta de Chrysler luego de su quiebra, parece una historia sin final o, si se quiere, una auténtica pesadilla.
Ya se había acordado prácticamente la venta de la gran empresa norteamericana a otra con la participación de Fiat e incluso ya se habían empezado a hacer planes que excedían lo meramente automotríz respecto de este caso.

Pero ahora llega la noticia menos esperada por muchos: el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha detenido la venta de Chrysler.
¿Los motivos? El pedido de los mismos acreedores que se oponían a la venta, que en este caso han llevado el caso hasta el máximo tribunal yanqui, el cual ha escuchado y aceptado el reclamo, por lo que la venta de Chrysler ha quedado momentáneamente en suspenso y hasta que no haya determinación del tribunal, la cosa seguirá así.

El tema es más grave de lo que parece. Por un lado los acreedores de Chrylsler podrán, llegado el caso, obtener mayores ganancias o por lo menos recuperar una cifra más elevada de su propio dinero, pero por el otro lado está Fiat que, definitivamente, no se sentará a esperar por siempre sobre una nueva habilitación para efectuar la compra (en definitiva, el salvataje).
De esto se desprende que Fiat podría dar marcha atrás de inmediato ya que se sabe que se ha estipulado que si la venta no se concreta antes del día 15 de junio, la casa italiana estaría en todo derecho de hacerse a un lado y el día 15 de junio es precisamente el próximo lunes.

No hay que ser un visionario ni un genio para darse cuenta que la cosa viene mal de entrada y el olor que sale de la olla no es nada agradable, por lo que difícilmente dadas las cosas como están, se llegue a buen puerto. Esperemos y veremos.