Seat Tribu de Volkswagen: muchas sensaciones en un solo modelo

seat-tribu-pantalla.JPG

Grande pero pequeño, compacto pero atrevido, para toda la familia y para los solteros más empedernidos. Eso es el nuevo Seat Tribu de Volkswagen. Y si no comprendieron lo que dije, voy a decírselos de otra forma para que les sea más claro: este animal es salvaje pero no tanto, robusto pero no por ello se detiene en las calles angostas. Qué puedo decirles? Es un todoterreno de tres puertas con tracción en las cuatro ruedas. Deportivo pero, aún así, pueden pasearlo por la ciudad como a un automóvil urbano sin problemas. En conclusión, no se qué es pero quiero uno en mi garaje.

Y si mi garaje es angosto no importa porque el Tribu cabe igual y hace que las dimensiones de mi casa crezcan ya que aparenta a una bestia enorme. Y al encenderlo todo me es más claro ya que el nuevo Seat ruge como un león furioso y, con ese sonido, no hace falta que avise que voy a salir porque, automáticamente, todos los peatones huyen como ratones asechados por un gato hambriento. Qué poeta soy! Ya no esperen más porque, a partir de la semana próxima este deportivo (pero no tanto) será presentado en sociedad en el Salón del Automóvil de Frankfurt y todos podrán admirarlo y lo más importante: comprenderlo.

seat-tribu-ultrafino.jpg

Ahora a lo nuestro, entre sus características podemos decir que: posee llantas de 20 pulgadas para pasarle por encima a quién no quiera arrancar su vehículo cuando esté en verde y, entre sus comodidades, digamos que los parabrisas y techo son completamente panorámicos. Además, trae consigo asientos de competición tan cómodos que, a la hora de volver borracho a casa, no hay problema si tu esposa te deja durmiendo afuera. Nada mejor que ver las estrellas y dormir como un bebé recién nacido.

Entre otras cosas, posee circuitos de climatización integrados y una consola para que el conductor escoja cómo quiere que su maquina se comporte en los diferentes entornos. Una maravilla! Qué esperan? Búsquenlo y obsérvenlo desde todos los ángulos ya que los ojos, a veces, nos juegan trucos. Y como no conseguí ningún video del nuevo Tribu los dejo con su hermano mayor: el Volkswagen Tiguan. Hártense.