Toyotagate: las autoridades de Estados Unidos dicen que Toyota “plantó” la noticia de los errores humanos

Ahora sí que la cosa se está poniendo fea para Toyota y su tan mentado caso de las aceleraciones involuntarias. Si el tema ya estaba bastante espeso, pues ahora y con los más recientes coletazos, se va a poner peor…
Bien son sabidos los problemas que ha venido enfrentando la casa japonesa con los sonados casos de accidentes, e incluso muertes, derivados de las fallas en su sistema de acelerador. Ha habido innumerable cantidad de denuncias ante la justicia y Toyota afrontó millonarias multas por haber retrasado la comunicación sobre este inconveniente y las consabidas llamadas a revisión de sus modelos. Así y todo, las cosas perecían haber tomado otro giro inesperado recientemente cuando Toyota advirtió que en realidad la mayoría de los casos investigados, habían arrojado como resultado que el error no había sido de los autos, sino que había sido lisa y llanamente humano.
La noticia recorrió el mundo como reguero de pólvora (así de explosiva) y por un momento todos parecían entender que efectivamente así había sido la cosa… pero no… Bastante sugestiva era esa acusación, muy extraño era que tantas personas confundieran el pedal del acelerador con el del freno… demasiada casualidad.

Po ésto, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) acaba de emitir un comunicado oficial en el que prácticamente desenmascara a la casa japonesa y asegura que Toyota ha mentido deliberadamente también en esta oportunidad, “plantando” la mentira en los medios para minimizar el caso y, de paso, hacerle hacer el ridículo a los usuarios y clientes (dicho sea de paso).
Por otro lado la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA), se ha encargado de dejar muy bien en claro que de su parte no ha sido emitido ningún comunicado que avale lo dicho por la marca Toyota, la cual, por su parte, ha pretendido hacer creer que la noticia de los errores humanos eran algo reconocido oficialmente por las autoridades.

¿Cómo seguirá esta historia que parece no tener final? Vaya uno a saberlo. De un lado y del otro se tiran la pelota diciendo tener razón y el conflicto (sobre todo para Toyota) va agigantándose como bola de nieve en pleno descenso. A priori, y visto con cierta perspectiva, todo parecería indicar que la razón estaría del lado de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras.