Toyota quiere unificar el diseño de sus autos

Toyota quiere mirar hacia el futuro. Los tiempos que corren no parecen darle últimamente muchas razones para ver lo que viene con una sonrisa en la boca y los escándalos en lo que se ha visto involucrada la marca japonesa parecen opacarlo todo. Pero la vida sigue y teniendo eso como principal premisa (tratando de dejar atrás lo vivido recientemente) es que se apresta de una vez por todas a proyectar lo que espera de sí misma en los años por venir.

Hace poco tiempo se escucharon en este sentido las declaraciones del mismísimo Jefe de Estilo de la casa japonesa (hablamos de Simon Humphries) quien decía a la prensa especializada que Toyota estaba buscando darle un aspecto más japonés a sus modelos y ahora llega la (casi) confirmación de que efectivamente ya ha sido creado un nuevo patrón estilístico que derivará en una nueva imagen corporativa para que se corporice en todos sus modelos a nivel global.

¿Cómo se traducirá efectivamente eso en los autos que diseñará Toyota en un tiempo más? muy simple: la idea de los popes de la marca no sólo apunta a darle un aspecto más deportivo a sus coches (ésta es una de las ideas del proyecto) sino que además planea el diseño de una parrilla delantera unificada y bien característica (salvo mínimas diferencias) para que sea utilizada en los modelos por venir.
Las características estéticas de ese nuevo diseño, de ese nuevo perfil de los autos Toyota del futuro inminente, aún no se han determinado ni definido, pero según fuertes rumores se ha podido saber que la idea sería inicialmente de darle a los autos más pequeños de la gama de la marca un aspecto definitivamente de auto de mayor tamaño.

Todo esto no significa que Toyota deje de colocar en los diferentes mercados del mundo modelos específicos para cada región, pero lo que sí es seguro es que se le dará mucha mayor importancia al sector de diseño de las oficinas que tiene en el Continente Europeo, las cuales se van a involucrar más fuertemente también en el diseño de interiores y habitáculos de los diferentes modelos de la casa japonesa. Europa, será entonces el punto de partida de esta nueva imagen de Toyota, reafirmando lo planteado por la cabeza de la empresa, que sostiene que sabiendo que los clientes europeos son los más exigentes, seguramente harán productos (hablamos de Toyota) que si funcionan bien allí (Europa) deberían andar bien en cualquier otra parte del planeta.