Toyota FT-86 ¿el regreso del Celica?

Con grandes expectativas se aguardan los próximos movimientos a realizar de parte de la casa japonesa Toyota. Bien es sabido que se viene el lanzamiento del coupé FT-86, auto al que ya han venido mostrando a repetición desde la marca una y otra vez en forma de concept. No serán sorpresa sus formas y características más salientes, pero… lo que sí puede llegar a sorprender es su denominación definitiva. Es que tras haberlo exhibido en varias oportunidades, lo que más interesa ahora es saber su nombre y en ese sentido se sabe que es la idea de la cúpula de la marca japonesa es la de revivir uno de los nombres históricos por excelencia para el modelo: Celica, ni más ni menos.
De todos modos hay también quienes sostienen que muy posiblemente se conserve en el nombre el número 86, intentando hacer un merecido homenaje al legendario Toyota AE86 que había sido producido por la casa allá por los años ’80 (y que tal como el FT-86 era un coupé liviano con tracción en el eje trasero). De este modo ya hay tres nombres posibles: simplemente FT-86, o bien 86 y finalmente el ya mencionado (y tan esperado) Celica.

La llegada oficial de este modelo al mercado automotríz se daría recién a comienzos del año 2012, mientras que la estética definitiva podría llegar a conocerse a finales del corriente año 2011, durante la celebración del nuevo Salón del Automóvil de Tokio.
Por otro lado también ha trascendido que el modelo se comercializará en los Estados Unidos bajo la marca de Scion, mientras que en el continente europeo y en Japón, se comercializaría como Toyota.

El nuevo Toyota Coupé será desarrollado y producido en conjunto (compartiendo plataforma) con Subaru y además de la ya nombrada tracción trasera, contará con un motor Boxer de cilindros opuestos que buscará reducir al máximo el centro de gravedad del auto.
De ahora en adelante, y hasta fin de año, se comienza a desandar el camino para poder conocer al auto tal como será, cosa para la cual falta muy pero muy poco tiempo. El Toyota FT-86 ha cautivado a propios y a extraños desde que comenzamos a verlo corporizado en el fenomenal concept y si encima el auto en cuestión se llega a llamar Celica… pues entonces, eso será casi perfecto. Todo a pedir de boca. Quedamos a la espera de su concreta y efectiva llegada al mercado, por supuesto.