Toyota DragQuoia: el infierno se ha liberado en el SEMA Show 2012

Todos sabemos que cuando se asiste a una muestra como el SEMA Show, las emociones por lo general son de las fuertes. Adrenalina a tope y preparaciones que sencillamente quitan la respiración, de eso hay a cada paso que se va dando y para muestra basta un botón… o lo que es igual, este infernal Toyota DragQuoia. En el SEMA Show siempre se han visto cosas espectaculares e impactantes y esta vez, por supuesto, no ha sido la excepción. Si nos gusta más o menos lo que vemos, eso quedará ya para otra ocasión, pero lo cierto y concreto es que en esta oportunidad este “bicho” impresiona por donde se lo quiera mirar.

La idea base que luego derivó en la concreción de este aparato impresionante ha salido de la cabeza y las inquietudes del piloto de la NHRA, Antron Brown. Y si el bueno de Antron quería saber cómo será combinar sus sueños con la más concreta y ruidosa de las realidades, pues bien… aquí está el resultado.
Los números impactan casi tanto como su increíble aspecto: 650 CV de potencia al piso y una rebaja de (nada más y nada menos que) 726 kilos respecto del modelo original que pesa unos 2.600 kilos en vacío, aseguran excitación al por mayor y adrenalina a tope sin más vueltas.
Además de todos los aditamentos y apliques que tiene, hay algo que llama poderosa y gratamente la atención de los “pisteros” y eso es el ancho de esos neumáticos traseros, el cual llega a las 21,5 pulgadas. Algo francamente de no creer…
Y hay más… Esta fiera sobre ruedas tiene arneses en los asientos (para que nadie salga disparado y se lo pierda por el camino) y también tiene jaula antivuelco más el agregado de un sistema de freno con paracaídas… por las dudas. Parece salido de la peor de las pesadillas y para muchos, sin embargo, puede ser el mejor de los sueños convertido en realidad. Hay que verlo para creerlo y si de verlo se trata, pues entonces nada mejor que apreciarlo más en detalle en el video que les presentamos a continuación. No apto para personas impresionables y para aquellos con afecciones cardíacas (después no digan que no les avisamos).