Toyota GT 86: deportivo y seductor

Cuando aparece un modelo deportivo con el diseño atractivo y seductor que tienen este que vemos en pantalla, se nos pone la piel de gallina de la emoción y, además, nos dan ganas de subirnos al mismo para correr en las pistas de carreras a toda velocidad. Estamos hablando del aguerrido y juvenil Toyota GT 86, nada menos que un coche urbano con líneas modernas y orgánicas que corre como el viento y hace que los que se crucen por su lado abran grandes los ojos.

En definición, el Toyota GT 86 es un deportivo urbano que deriva del prototipo Toyota FT 86 y, debemos decir, que luce tan bien o mejor que el concept que vimos en este sito hace ya un tiempo atrás. Pueden notar que el GT 86 posee líneas muy marcadas en la parte delantera, donde el capó se hunde levemente dándole una forma futurista a este motorizado tan especial. Asimismo, la parte trasera también posee agregados llamativos y puntiagudos, por así decirlo.

Entre sus características, cuenta con faldón delantero de grandes dimensiones, dos salidas de escape muy amplias situadas una a cada lado del coche para hacer salir toda la furia de este Toyota aguerrido, difusor de aire especial, color naranja furioso que todos notarán a leguas, faros antiniebla traseros, llantas de 17 pulgadas de diámetro con diseño rebelde y muchas cosas más para los más exigentes.

Pero, sin dudas, el motor del Toyota GT 86 es otra de sus cualidades muy especiales. El mismo es un bóxer diseñado conjuntamente con Subaru que posee inyección directa y está ubicado en posición delantera y longitudinal. El mismo desarrolla alrededor de 200 caballos de fuerza que lo hacen correr como una bestia y, por ello, necesita frenos con ABS y el control de estabilidad adaptados para soportar tanta furia. Esta maquina acelera de 0 a 100 km/h en solo 7 segundos y alcanza una máxima de 225 km/h, nada mal.