Toyota afirma que se queda en la Fórmula 1

toyota-frontal-f1.jpg

Todavía el mundo del automovilismo deportivo está en medio del shock causado por el impacto de la noticia: Honda ha abandonado la Fórmula 1 y eso ha desatado un sinfín de rumores y conjeturas de los que pocos son los que han escapado.

Obviamente (por más de una similitud) Toyota ha sido centro también de todas las miradas a raíz de la decisión lamentable de Honda y su abandono de la Fórmula 1. La crisis financiera internacional ya no perdona ni respeta a nadie, de modo que así como están por caer (Dios no lo permita) grandes empresas automotrices, así como se caen empleos y salarios y así también como ha caído Honda… no son pocos los que pensaron que Toyota F1 podría seguir la misma ruta.
Es que como dijimos las similitudes son muchas: dos monstruos japoneses, dos equipos con altísimo presupuesto (casi ilimitado), los dos con pobrísimos resultados hasta el momento y los dos (lo de Honda ya es una triste confirmación) con esa maldita espada de Damocles sobre la cabeza…

Honda ya pereció y luego de unos días de terapia intensiva, dejó de existir. Toyota no quiere correr la misma suerte y por eso se ha encargado a través de un comunicado de aclarar que sus planes son los de permanecer en la Fórmula 1 por lo menos hasta el año 2.012.
En Toyota reconocen que la situación tampoco es fácil y ya han implementado diferentes medidas para fundamentalmente reducir costos (ese es el tema crucial) elevando incluso propuestas para que sean tenidas en cuenta a la FOTA.

Los directivos de Toyota han declarado que les apena sobremanera la partida de Honda (japonés y rival directo), pero que no pueden opinar dado que lo sucedido es algo íntimo de Honda y ellos (Toyota) no quieren inmiscuirse en temas ajenos, pero… sus precauciones dado lo de Honda ya han tomado.

En Toyota siguen creyendo que el éxito ya va a llegar y por eso con sus ganas de quedarse están implementando varias medidas tendientes a “afinar el lápiz” y para que “los números salgan más redonditos”…

Igualmente, muchachos… no aclaren mucho, que oscurece.