El Fiat Topolino según el gran Paolo Martin

fiat-topolino-paolo-marti.jpg

Recreaciones de autos y diseños se ven a cada rato y en todo lugar. Ya lo se.
Pero ésto es otra cosa, definitivamente. Esto es como si escucháramos música a cada rato pero de repente llegara Paul McCartney a cantar esa misma canción pero a su manera especialmente para nosotros hasta nuestra casa.
La imagen que ilustra esta nota es la visión que ha tenido el gran, el genial Paolo Martin del pequeñísimo Fiat Topolino. Y ahora, entonces, entenderán a la perfección de lo que les hablaba en el primer párrafo. Paolo Martin no es un tipo cualquiera. Su creatividad y su talento le han servido para transformarse en una auténtica celebridad a nivel mundial en materia de diseño de automóviles. Y su “galería de trabajos” es de lo más extensa y rica por cierto.
Él ha sabido trabajar y demostrar todo lo que sabe para afamados y prestigiosos nombres como Pininfarina, Bertone y Ghia y ahora aún con ganas de seguir demostrando más de lo suyo ha aceptado el pedido que le ha hecho la publicación “Ruoteclassiche” para darnos su particular visión de lo que según su criterio debería ser el nuevo Fiat Topolino que la casa italiana ya está pensando.

Y al ver su “obra” no podemos dejar de reconocer que el tipo sabe de verdad y que sabe mirar las cosas como nadie… o como pocos… mirar hacia el pasado para captar lo más fundamental del modelo original del Topolino en este caso, y hacia el futuro para saber adaptar eso que ve a las formas y tendencias de lo que vendrá.
Y para estar convencidos de lo que les digo sólo basta con pegarle una mirada a la visión que él ha tenido del pequeño italiano.
La onda retro es más que evidente. Ese largo capó así parece confirmarlo y la rueda de auxilio ubicada sobre la tapa del baúl en la parte trasera también.
Por lo demás, todo a la vista de quien quiera verlo. El auto es indudablemente un Fiat Topolino pero… del siglo XXI. Todo mérito de un talento único, Paolo Martin.
Asimismo los faros tanto delanteros como traseros recuerdan sobremanera al Topolino original y como si todo esto no bastara, según lo declarado por el mismo Martin, se han respetado las dimensiones originales también.

En fin, no sabemos si Fiat habrá tomado nota o no del trabajo del diseñador, pero a mi modesto entender ya debería haberlo hecho…