Th!nk… luego NO existo

think-en-problemas

Ya no se salva nadie. Los grandes, los medianos y los chicos… todos, absolutamente todos igualados de una vez por todas por la nefasta e interminable crisis financiera internacional.
Ahora le ha llegado lamentablemente el turno a la casa noruega Th!nk y parece que si la ayuda que están pidiendo a gritos no llega a tiempo lo que les va a llegar seguro es la desaparición…

Así de grave parece ser la situación económica y financiera de la marca de Noruega que ni siquiera con la aparición del Th!nk City parece poder escapar de las garras de la debacle total. El auto parecía ser indefectiblemente el futuro del automóvil y estandarte absoluto de la contra de los motores a combustión interna (cabe recordar aquí que Th!nk es la única empresa en el mundo dedicada a la fabricación en serie y comercialización de vehículos totalmente eléctricos…).
Todo muy lindo, todo muy lindo pero los números bien en rojo que están y Th!nk ahora necesita por lo menos entre 13,5 y 27 millones de euros (un abanico muy amplio) para poder subsistir. Las preocupantes deudas con sus principales proveedores es lo más urgente y en tal sentido y como para dar algo de oxígeno a la marca, la gente de General Electric ya ha aportado una importante suma de dinero a Th!nk, aunque eso parece no haber sido suficiente y la casa solicitará ahora la ayuda directamente al propio gobierno de su país.

Realmente el mundo de la industria automotríz no da abasto tratando de manejar todas las noticias relativas a la crisis, caídas, cierres, suspensiones, caminatas al borde de precipicios, etc. etc. a las que ya lamentablemente nos estamos acostumbrando. Ahora sólo queda esperar que una empresa tan interesante como Th!nk no desaparezca y que la ayuda necesaria llegue lo antes posible. Que así sea.