Tesla compró el Lotus Esprit submarino de James Bond

LOTUS ESPRIT SUBMARINO

Las vueltas de la vida, o en este caso, de las subastas y esos gustos que más de un adinerado se puede dar en la vida. Hace no mucho tiempo nos desayunábamos con que se colocaba en subasta el famoso Lotus Esprit submarino que el intrépido agente secreto 007, Bond, James Bond, había sabido conducir en el film “ La espía que me amó”, décima entrega de la saga. La gente de RM Auctions lo subastaba y por aquel entonces todo era misterio acerca de quien se quedaría finalmente con este tan particular Lotus anfibio.

Pues bien, el misterio se ha resuelto y el sitio Jalopnik.com ha informado que el afortunado (en todo el sentido de la palabra, que se ha llevado a su casa este genial vehículo es ni más ni menos que el multifacético Elon Musk, consejero delegado de la firma Tesla y de la compañía de transporte aeroespacial Space X.

El hecho de que Musk se haya quedado con este Lotus Esprit submarino no deja de mover a dudas y más de una especulación al respecto. No parece haber en este caso unicamente un gusto personal de por medio y tras el extenso palmarés de Musk en lo que a innovaciones y búsquedas constantes se refiere, nos son pocos (me incluyo) los que piensan que detrás de esta movida hay sin dudas algo que a la larga o a la corta se verá reflejado en algun modelo de la firma Tesla.

Hagan sus apuestas. ¿Qué se traerá entre manos el bueno de Elon Musk? Después de todo este hombre ya nos tienen bien acostumbrados a revolucionar el mundo automotríz. No olvidemos tampoco que este auto que Musk ha comprado funciona de verdad y no es una mera maqueta, con lo cual podemos deducir que ya se habrá encargado de analizar e investigar todos y cada uno de sus componentes. El Lotus Esprit submarino de James Bond permite sumergirse hasta mucha profundidad y eso en sí mismo es todo un gran valor agregado, tal como era de esperarse.

Este auto se creo en 1977 y se han invertido en el mismo unos 500.000 dólares (de aquella época). Según algunas fuentes, Elon Musk lo ha comprado en la subasta por la módica suma de 866.000 dólares (es decir unos 630.000 Euros al cambio actual)

¿Qué hará Musk con este auto? Tal vez muy pronto lo sepamos…