Fiat 500 Tender Two: la diversión es su amiga

fiat-500-tender-two.jpg

Con el espíritu de un viejo y clásico Buggy tal como supimos conocerlo en otras épocas llega hasta nosotros esta nueva creación tan particular fruto del esfuerzo y el trabajo de la gente de Castagna Milano.
Muchas han sido las variantes sobre el pequeño 500 de un tiempo a esta parte y la galería ha incluido sin distinciones a productos de grandes preparadores como piezas mucho más artesanales y singulares. Del 500 lo hemos visto de todo como en botica, y si alguna faceta le faltaba (ya llegarán otras para sorprendernos…) era la de poder emular a un buggy. Y acá está y se ha dado en llamar Fiat 500 Tender Two.

Lo de Two no es porque ya haya habido otro 500 similar, sino porque la gente de Castagna Milano ya ha hecho lo suyo en este sentido con un Mini al que también llamaron Tender hace un tiempo.

Esta creación es una fiel representación y corporización de lo que el espíritu divertido y recreativo de un clásico Buggy. Aquí, en este caso, las variantes son meramente estéticas y las prestaciones del auto no varían en absoluto de lo que conocemos. Al Fiat 500 Tender Two se le han aplicado una serie de modificaciones radicales como para que el disfrute sea moneda corriente allí arriba… es que es así: la diversión es definitivamente su amiga.
Las puertas ya no están en su lugar. Tampoco los pilares B y C y el techo que ahora pasa a ser de lona.
En el interior se han hecho sensibles modificaciones en el tablero, instrumental y butacas con el objetivo de darles mayor resistencia ante la intemperie. Además el “hueco” dejado por las puertas inexistentes ha sido reducido para dotar de mayor rigidez a la estructura general del auto.
En fin… otra versión más (y ya van…) para que no dejemos de sorprendernos y (en definitiva) disfrutar a un auto que parece tener infinitas posibilidades de renovación. Vale el intento.