Taxis robóticos: ¿se verán por Europa en 2008?

taxis.jpg

La cosa parece extraída de una bizarra película de ciencia ficción. De esos films pioneros en el género en el que todo era mecánico, robotizado, radiocontrolado, etcétera, etcétera, etcétera.
Algo así podría haber imaginado el mismísimo Ray Bradbury o cualquier otro autor que se precie. Es más, tal vez esta idea haya salido en realidad del mundo del cine y ahora está a punto de ponerse en práctica.

Desde hace un largo rato esto se venía pregonando. Allá por 2006 se anunció lo que parecía inimaginable: a partir del año 2008 se podrían ver circular por algunas ciudades europeas a los tan esperados taxis robóticos, es decir vehículos públicos sin conductor humano.
¡Una idea fantástica! Sobre todo teniendo en cuenta cómo manejan a veces algunos mortales y en especial los taxistas… por lo menos en mi queridísima ciudad de Buenos Aires.

En un principio se anunció que se realizarían pruebas piloto en Londres, especialmente y dando comienzo al experimento en el aeropuerto internacional ubicado en Heathrow donde se podrían utilizar este tipo de vehículos para acceder a las aeronaves por ejemplo.
Pero la idea según parece prendió rápido en Europa y se anunciaron planes similares para las ciudades de Roma en Italia y Castellón en España, sólo que en este último caso los transportes serían autobuses automáticos.

Luego, más adelante, llegarála invasión a toda Europa y…¿por qué no? al mundo entero.

El proyecto habla de carriles especiales que recorrerán rutas preestablecidas siendo imposible por el momento hacer que estos taxis robóticos circulen libremente por donde deseen. Los trayectos se realizarán sobre unos rieles pero los vehículos no formarán parte de un “trencito” con vagones enganchados unos con otros, si no que se tratará de vehículos individuales que recorrerán la ruta indicada por el pasajero.

Si esto sirve para mejorar las cosas bienvenido sea. Si es útil para evitar accidentes y otros inconvenientes tan comunes en nuestros días, lo esperamos con los brazos abiertos y fundamentalmente si contribuye al cuidado del medio ambiente como suponemos, entonces el proyecto me parece inmejorable.

Por ahora es sólo ciencia ficción con unos atisbos de realidad. El tiempo dará su veredicto.