Los taxis de Londres con problemas en el sistema de dirección

Los famosos taxis de la ciudad de Londres en Inglaterra, siempre de alguna manera, por un motivo u otro, siempre se las arreglan para ser noticia y estar presentes en los comentarios de la gente. No es ni la primera ni la última vez que hablamos sobre los taxis de la ciudad con sus riberas bañadas por el Río Támesis. Mientras no son pocos los que esperan con ansias los taxis del futuro para la legendaria y famosa ciudad, el presente dice que la firma que desde hace tantísimos años provee de este tipo de vehículos, está en algunos aprietos dados algunos problemas detectados en algunas unidades de lo renegridos transportes de pasajeros.
Efectivamente la casa Manganese Bronze, la misma que desde el lejano año de 1948 y con sede en la ciudad de Coventry, se encarga de la fabricación de estos emblemas callejeros, ha determinado suspender la venta por el momento ya que se han detectado inconvenientes en el sistema de dirección de algunas unidades.

En realidad el problema fue agarrado a tiempo ya que tan sólo dos unidades de la flota de taxis han mostrado un inconveniente en el sistema de dirección TX4, que se fabrica con materiales importadas directamente desde China.
Por este inconveniente detectado es que la marca ha llamado recientemete a revisión a unas 400 unidades de estos vehículos y ha detenido momentáneamente la entrega de los mismos.

El problema parece radicar en la sujeción de los tubos de líquido hidráulico, con una arandela que se suelta o bien se rompe. Como ya se ha dicho, el tema fue vsito a tiempo y realmente no pasa a mayores, además de que afortunadamente no ha provocado ningún tipo de accidente por el cual lamentar heridos o víctimas fatales. Afortunadamente eso no ha sucedido en este caso.
La marca no ha informado si es que llamará a revisión a más unidades, como tampoco informó acerca del tiempo que llevará solucionar los inconvenientes encontrados.
Esto no viene sino a arrojar más nafta al fuego en el que está la empresa Manganese Bronze desde hace rato. La casa está en manos de Geely y los negocios no han ido nada bien por cierto. De modo que ésto, no le ha caído nada bien por cierto a los popes de la marca. En 2011 las ventas de la marca bajaron un 9% y en lo que va del 2012 llevan una pérdida que llega a los 3,85 millones de Euros, lo que pinta un panorama absolutamente negro. Ya veremos cómo se desarrolla el tema de aquí en más.