Tatra 903 Fuel Cell Concept: es-pec-ta-cu-lar

tatra-903-fuel-cell-01.jpg

No amigos, no están bajo los efectos de algún alucinógeno. No se trata de una visión. No es una nueva encarnación del legendario Citroën 11 Ligero (podría serlo perfectamente…). No, no. Nada de eso. Se trata del fantástico, casi indescriptible y (finalmente caigo en un lugar común) es-pec-ta-cu-lar Tatra 903 Fuel Cell Concept.
Como su nombre lo indica es un concepto que más allá de estar bien lejos de entrar en línea de producción, puede que le devuelva a la más que centenaria Tatra todo el deseo perdido por volver a fabricar fantásticos autos de turismo.

Es que Tatra, la casa fabricante de automóviles oriunda de la República Checa y creada en el lejanísimo 1.897, ya ha dejado de producir autos desde el año 1.999 y se ha estado dedicando a la producción de todoterrenos y camiones con destino militar.
Claro que una marca de autos siempre será una marca de autos y como se sabe muchas veces se vuelve al primer amor. Este es el caso que nos ocupa: para celebrar por así decirlo el 111º aniversario de su nacimiento la firma checa se ha destapado con este concept que además de ser de lo más bonito que he visto en mucho tiempo, es por demás novedoso en su idea.

tatra-903-fuel-cell-02.jpg

Antes que nada es un auto eléctrico que funciona con una pila de hidrógeno. Y después es la máxima expresión de lo que se puede lograr en materia de diseño y formas, logrando sobre su carrocería el mix perfecto entre una coupé por demás aerodinámica con algo de una relativamente futurista furgoneta – monovolúmen… ¿Qué si me volví loco? No, para nada, sino veéanlo desde atrás (en la segunda foto): lo que se ve allí son dos puertas traseras. ¡Sí! tiene dos puertas al mejor estilo furgoneta que lo transforman en un diseño por demás particular y súmamente destacado.

Con todo ese bagaje de años de rica y extensa historia a cuestas, con esos 111 años de vida dedicada a la fabricación de vehículos y con el nuevo impulso que supone este concept, bien podrían volverle las ganas en serio a Tatra de seguir fabricando bellos automóviles. Este concept es la prueba viviente que hay cosas que se saben y que jamás se olvidan: y Tatra sabe definitivamente hacer buenos autos…
A buen entendedor, pocas palabras.