El Mini también se destaca en los Juegos Olímpicos Londres 2012

Los días que vivimos ven constantemente en primera plana de los diarios y en todos los medios periodísticos a un evento ante el que no podemos permanecer indifernetes: los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Lamentablemente el automovilismo deportivo no es una de las opciones que se puedan ver en estas jornadas deportivas, pero así las cosas, los amantes de los autos siempre tenemos la chance de “despuntar el viocio fierrero” y en esta oportunidad no ha habido excepción. Más de uno de los que han estado sentados frente al televisor por estos días se habrá sorprendido al ver a unos pequeños Mini que circulaban por el verde césped de los diferentes estadios, asistiendo a los deportistas, fundamentalmente a los que participan lanzando la jabalina. La idea es genial y la concreción es mucho mejor aún. Otra fantástica versión de un Mini…

Se trata de una flota de tres unidades de estos Mini eléctricos que se encargan de recorrer la friolera de 6.000 metros diarios y que son conducidos a distancia por una serie de expertos y certeros conductores, quienes en definitiva saben hacer las delicias de los espectadores (y los deportistas también, por supuesto) en el Estadio Olímpico de Londres.

Estos “mini” Mini que se han transformado de la noche a la mañana en las nuevas super estrellas de los actuales Juegos Olímpicos pesan unos 25 kilogramos y saben desarrollar unos 10 CV de potencia, por lo que estamos en condiciones de decir que sus prestaciones son más que excelentes realmente.
Estos pequeños Mini Cooper puede estar en funcionamiento sin detenerse por un espacio de 35 minutos y su radio de alcance (para manejarlos a distancia) es de 100 metros. Para volver a ser recargados se necesitan 80 minutos y recién allí se tendrán las baterías nuevamente a full.

Pero, claro está, estos Mini no son los únicos vehículos eléctricos que ofrecen y dan sus servicios en los presentes juegos de Londres. Hay también una muy nutrida flote de unas 160 unidades de BMW Serie 1 Active E y otros 40 Mini E.
Como se verá, los autos siguen siendo nuestra auténtica y definitiva pasión, aún en tiempos de justas deportivas en donde (aparentemente) las cuatro ruedas no tienen lugar…