T-Rex: lejos de extinguirse, ha evolucionado

t-rex-1.jpg

El T-Rex, un monstruo de tres ruedas salido de un imaginario parque Jurásico automotríz fuera lanzado al mercado allá por 1.994 y lejos, muy lejos, está de extinguirse: ahora ha evolucionado. Y como ya se sabe toda evolución es para mejor.

Claro que por ahora ese cambio no se ha materializado y a decir verdad no se sabe si la empresa creadora de este auto lo hará en poco tiempo más, pero por lo menos ya está incubado el huevo que puede dar nacimiento a una nueva evolución de esta genial criatura.
Se ha creado un nuevo diseño virtual que deja ver cómo podría ser en un futuro no muy lejano esta auténtica bestia sobre ruedas.

El T-Rex es adrenalina pura, vértigo, emoción y una interminable sensación de libertad. Este pequeño automóvil de competición alemán tiene un poderoso motor de 200 CV de potencia final y puede acelerar sin el más mínimo inconveniente de 0 a 100 Km/h. en apenas 4 segundos, cosa que viene a reforzar lo que te expresé antes: esto se trata de pura adrenalina y nada más.
La curiosidad es que si bien el T-Rex es considerado en realidad un auto de tres ruedas, en Alemania al otorgarte la licencia para circular por las calles lo incluyen en la categoría de motocicleta. Pero esto es un detalle, nada más y no cambia en absoluto las cosas.

t-rex-2.jpg

Luego de unos catorce años presente en el mercado ahora se espera que la evolución llegue a hacerse realidad concreta y que deje de ser un excelente y sofisticado diseño en un ordenador. En esta nota te mostramos en la foto superior lo que será el nuevo diseño con planos mucho más afilados y extremos y al mismo tiempo con mucha más “claridad” sobre su carrocería, como si hubiesen “limpiado” todo lo innecesario. Indudablemente el auto podría ser (si se lleva a cabo el proyecto) mucho más atractivo de lo que es.
En la foto inferior y en el video en cambio te mostramos el auto tal cual es hoy en día.

¿Seguirá evolucionando? Creemos que sí y esperamos que ese paso evolutivo no sea el último…