Ford GT1: con espíritu de leyenda

Este sí podemos considerarlo un súper coche con todas las letras, más bien se trata de una bestia que hace saltar el pavimento con tanta potencia que genera. Estamos hablando de uno más de las maquinas de ensueño que pertenecen a la clase GT1 de las 24 Horas de Le Mans, que se suma a otros gladiadores como el increíble Nissan GT-R GT1 y el imparable Chevrolet Corvette GT1 Championship Edition.

Este en especial se basa en el ya increíble Ford GT, aunque preparado especialmente para hacer polvo a sus contrincantes. Su nombre es Ford GT1 y fue inspirado en una leyenda de las carreras como es el legendario GT40 de la década de 1960 y, más allá de su espíritu clásico, tiene elementos tecnológicos de última generación, y además, su carrocería dispone de lo más avanzado en elementos aerodinámicos.

Todo su cuerpo fue revestido en fibra de carbono y su techo fue vestido con aluminio (para hacerlo lo más liviano posible). Pero además muchas de sus partes también fueron fabricadas en aluminio y lo consideran como un modelo que pertenece a la nueva generación de los coches deportivos. El GT1 fue creado en conjunto por la Ford de EEUU y la compañía europea Motorsport.

Su motor es un mega V8 de 5.0 litros que genera unos imbatibles 600 CV de potencia, suficiente para hacerle frente a los más veloces de la pista. Todo esto se combina con una transmisión secuencial de 6 velocidades que se controla desde el volante. Su precio es de unos buenos 495.000 dólares. Gracias al usuario Racer de forocoches.com.