Steinmetz Opel GT edición limitada: más chulo que antes

steinmetz_opel_gt_motorauthority_0041-pantalla.jpg

Voy a continuar hablando de los coches soñados que, en esas noches de sueño profundo, nos hacen babear la almohada y en mitad de la madrugada, casi sonámbulos, nos provocan que tomemos con ambas manos la lámpara de la mesa de luz y la utilizamos como volante de un auto importado (obviamente, al despertar nuestras respectivas mujeres nos ven como si la noche anterior hubiéramos estado de jarana). Pero, el caso es que hoy haremos referencia a estos vehículos solo palpables entre imágenes del subconsciente, inconciente y esos términos sicológicos que nos enseñaron en la secundaria. Hoy tenemos en nuestras narices al sensual Opel GT completamente enchulado por Steinmetz. Gracias!

Antes que nada, digamos algunas cosas del Opel GT a secas que, ya que lo nombramos, voy a aprovechar la oportunidad para felicitar a los diseñadores de su site oficial (realmente maravilloso). Lo primero que puedo decirles es que, esta maravilla cuesta unos 33.000 euros y esta equipado con un motor soñado 2.0 Ecotec de 262 CV. Muy poderoso.

steinmetz_opel_gt_motorauthority_0021-ultrafino.jpg

Y, obviamente, su velocidad vuela las plantas, los vestidos de las mujeres (lamentablemente también el de las abuelas) y todo lo que se le cruce: su máxima es de 230 km/h. Y si se les ocurre correr ilegalmente cuando se pone en verde el semáforo, les recomiendo que no lo hagan (tengo unas imágenes de una colisión que pocos pudieron soportar y quizás alguna vez las publique, si me dejan). Pero, para los responsables, les digo que este GT acelera de 0-100 km/h en menos de 5,7 segundos. Muy bien!

Ahora bien, quiero que sepan acerca de la versión tuneada maravillosamente por los genios de Steinmetz, que, según Motor Pasión, podemos afirmar que: le colocaron un nuevo kit de suspensión, lo rebajaron 20 milímetros, lo hicieron más dinámico y, en conjunción, ahora se jacta de una estética más agresiva. Además, le colocaron unas llantas Anthracite de 20 pulgadas y un escape en acero inoxidable. Más soñado que antes.