SsangYong cerca de la quiebra

ssangyong

Insolvente… esa parece una palabra muy contundente, que denota un alto grado de dramatismo sobre quien se la aplique.
Insolvente… ese término al que nadie quiere ni siquiera pasarle cerca.
Insolvente… así se ha declarado en un reciente y escueto comunicado la marca china SsangYong, dependiente de la marca madre SAIC.

Una vez que SsangYong estaba comenzando a posicionarse como nunca en el gusto y la preferencia de buena parte de los usuarios de vehículos en el mundo, les llega este baldazo total de agua fría ya que SAIC ha decidido no seguir inyectando dinero en la cuenta de SsangYong por lo que de eso se desprende que tan sólo tienen liquidez para poder hacer frente al pago de los sueldos de todos sus empleados y no mucho más… o sea que después de saber eso y después de haberse declarado de manera oficial como insolventes, lo peor es lo único que queda por esperar.

No se sabe a ciencia cierta si será hoy, mañana, dentro de un mes o cuándo, pero indefectiblemente si todo sigue así el destino de SsangYong será la quiebra y la desaparición, lamentablemente.

Los 77.000 millones de dólares en rojo en las cuentas de la empresa hacen que la situación sea francamente insostenible y por eso se espera que de un momento a otro SsangYong pase a engrosar la lamentable lista de empresas que se han visto seriamente complicadas durante este año.
De esta manera los más de 8.000 empleados que la empresa tiene dispersos por el mundo verán como su fuente de trabajo se esfuma de un momento a otro sin más remedio.
Lamentable por cierto.